23 octubre 2015 Hardware

SurfaceBookX2

Voy a ser sincero con vosotros, durante muchos años ni se me hubiese ocurrido valorar como una posible compra a la hora de renovar el portátil ninguna otra opción que no fuese un MacBook. Todo lo demás no me interesaba. Esa situación ha cambiado desde la presentación de la gama Surface de Microsoft, y aunque no podría pasar sin el Mac, hay que reconocer que los de Redmond están haciendo un gran trabajo.

Hace unas semanas Microsoft presentó la renovación de la gama Surface, con una nueva Surface Pro 4 que viene a sustituir a la Surface Pro 3 y otra sorpresa inesperada: Microsoft Surface Book.

El nuevo Surface Book tiene un parecido bastante notable con el MacBook Pro de 13 pulgadas en cuanto a la calidad del producto y su apariencia premium; algo que no ha de sorprendernos en absoluto si tenemos en cuenta que su intención es precisamente competir directamente con él. Durante su presentación Microsoft incluso llegó a afirmar que este nuevo Surface Book “es hasta 2 veces más rápido que un Macbook Pro“. Ahora, varias semanas después, las pruebas de rendimiento y Benchmarks realizados por PCWorld demuestran que aquella afirmación de Microsoft fue demasiado atrevida.

Los Benchmarks realizados por PCWorld para medir el rendimiento de la CPU muestran que, de hecho, el MacBook Pro es ligeramente más rápido que el Surface Book. Esto mismo ocurre también con Geek Bench 3 simulando un uso en la vida real.

SurfaceGB

La cosa cambia, sin embargo, cuando se realizan tareas que pueden ser compartidas con la GPU. En esos casos el hecho de que el Surface Book cuente con una GPU dedicada marca la diferencia. No obstante, hay que tener en cuenta que el Surface Book con GPU dedicada tiene un precio superior al del MacBook Pro. Existe un modelo del Surface Book algo más barato, con un precio similar al del MacBook Pro, pero en ese caso no incluye una GPU dedicada por lo que pierde esta ventaja.

Una comparación algo más justa podría ser con el MacBook Pro de 15 pulgadas, ya que este modelo sí que cuenta con GPU dedicada. Sería interesante ver esa comparativa. En cualquier caso, punto arriba o punto abajo en cualquiera de estos Benchmarks, al final lo que realmente cuenta es la experiencia de usuario y ahí, a pesar de que Windows 10 ha mejorado mucho, creo que ya tenemos un ganador.

Vía| PCWorld

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *