16 abril 2016 Hardware

MacBook

El pasado mes de noviembre salió a la luz una información, según la cual, Apple estaba trabajando con sus proveedores para llevar a cabo un rediseño completo de los componentes internos del MacBook. Todos conocemos la obsesión de Apple por ofrecer cada vez dispositivos más delgados, por lo que a nadie pilla por sorpresa que el objetivo de todos estos esfuerzos no sea otro que conseguir que los próximos MacBooks sean todavía más delgados que los actuales.

En base a aquella misma información que conocimos en noviembre, hoy DigiTimes afirma que uno de los cambios que permitirán a Apple reducir el grosor de los próximos MacBooks serán unas nuevas bisagras de metal inyectado.

Esta tecnología consiste en crear unos moldes en los que se inyecta el metal, lo que permite crear piezas metálicas de muy reducido tamaño. Apple ya emplea esta tecnología para la fabricación de algunos componentes del iPhone o el Apple Watch, pero ahora estaría pensando en emplearla también en la fabricación de las bisagras de los próximos MacBooks, para conseguir que sean ultradelgados.

El proveedor encargado de la fabricación de estas bisagras será Amphenol, ya que cuenta con experiencia suficiente en este tipo de trabajos. De hecho, esta compañía es actualmente la encargada de la fabricación de las bisagras del Surface Pro 4 de Microsoft.

Está previsto que estos nuevos MacBooks lleguen al mercado en la segunda mitad de este año. Además de su diseño ultradelgado, se espera también que incluyan nuevos procesadores Skylake y Thunderbolt 3 con USB-C, entre otras mejoras.

Vía| MacRumors

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *