28 febrero 2016 iOS

ACC

El Centro de Control es una de las novedades más útiles que se han integrado en iOS ya que nos permite ahorrar mucho tiempo a la hora de acceder a funciones concretas, como activar el WiFi, apagar el Bluetooth, o simplemente pausar una canción que estemos escuchando. Todas estas funciones las tenemos siempre a nuestro alcance con solo deslizar el dedo hacia arriba desde la parte inferior de la pantalla.

Aunque ya estamos totalmente acostumbrados a hacer uso del Centro de Control en nuestro día a día y nos sería difícil prescindir de él, lo cierto es que se trata de una característica bastante reciente. Apple lo introdujo en septiembre de 2013 con iOS 7.

A pesar de que, como decimos, resulta tremendamente útil, también es cierto que todo en esta vida es mejorable. Prueba de ello es el concepto de diseño realizado por el diseñador británico Sam Beckett que podéis ver al final de esta entrada. Este nuevo Centro de Control, que podría venir en iOS 10 si Apple toma nota, mejora su funcionalidad y aprovecha la tecnología 3D Touch de los últimos iPhones para así poder sacarle un mayor partido.

Icons

Lo primero que llama la atención, es que en este concepto es posible reorganizar los iconos del Centro de Control de igual modo que hacemos actualmente con los iconos de las aplicaciones en la pantalla principal de cualquier dispositivo iOS. Realizando una pulsación prolongada estos iconos comenzarán a “bailar” y entonces podremos cambiarlos de posición. Pero no solo eso, ya que también nos permite elegir qué iconos situar en el Centro de Control para de este modo tener acceso directo a las funciones que más útiles nos resulten. Así, podremos por ejemplo acceder al modo de bajo consumo o compartir nuestra conexión de datos con otro dispositivo con una simple pulsación.

Este Centro de Control hace uso también de 3D Touch para ampliar su funcionalidad. Así, por ejemplo, pulsando con más fuerza en el icono del WiFi es posible elegir la red a la que queremos conectarnos, en vez de limitarse como ocurre actualmente a permitirnos únicamente encenderlo y apagarlo.

Otro detalle interesantes es que AirDrop y AirPlay ocupan ahora un menor espacio, ya que se han convertido en un par de iconos más.

Se trata, sin duda, de un concepto de diseño tremendamente interesante que no nos importaría en absoluto que acabase haciéndose realidad. Será en la WWDC del mes de junio, cuando Apple presente iOS 10, cuando podremos ver si en Cupertino han tomado nota. Esperemos que sí.

Vía| SamBeckett

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *