19 junio 2014 Hardware, Opinión

hero

No ha pasado ni un día desde que Apple lanzase el nuevo iMac de entrada de gama, un iMac más barato y con prestaciones más modestas que el resto de sus equipos de sobremesa, y ya tenemos los primeros análisis comparativos de estas últimas.

La base de datos especializada de Geekbench ya ha publicado sus experiencias, destacando particularmente los números arrojados por el empleo del procesador de ultra bajo voltaje de Intel, el mismo que utiliza actualmente el MacBook Air y máximo responsable de las prestaciones ofrecidas por el nuevo iMac.

Y es precisamente el uso de este tipo de chipset, más típico de un MacBook, en el todo en uno de la marca por primera vez, el que hace de este iMac una especie de portátil encerrado en el cuerpo de un ordenador de sobremesa.

Apple siempre ha diseñado la arquitectura de las últimas generaciones del iMac como si de un portátil se tratase, facilitando así su cada vez más contenida anchura, de la que tanto presumen los ingenieros de la compañía.

Para ello, ha recurrido cada vez más a soluciones propias de sus hermanos de la gama MacBook, incluyendo piezas como la memoria o los ventiladores, por poner dos ejemplos rápidos y característicos, pero es la primera vez que utiliza estos chips, ya que siempre se había decantado en sus equipos de sobremesa por el uso de procesadores más potentes.

iMAc lowcost geekbench

Así, no resulta ninguna sorpresa que el nuevo iMac ofrezca resultados bastante bajos tanto en puntuación del modo núcleo único (2820) como del modo de núcleo múltiple (5435), por encima, eso sí, de los resultados ofrecidos (2476/4690) por la última generación del MacBook Air equipado con el mismo procesador y no muy alejado de los ofrecidos por el que hasta ahora era el modelo más bajo de la gama iMac.

Donde sí que se nota el bajón de rendimiento respecto a ese iMac es en el test de núcleo múltiple, en el que el modelo que ahora queda por encima del nuevo ofrecía una puntuación de 9204, casi el doble, debido principalmente al uso de un procesador quad-core, mientras que el modelo presentado ayer emplea un chip de doble núcleo.

Así pues, es el usuario el que debe decidir si esos 200 Euros de ahorro que supone la diferencia entre ambos modelos, compensa perder potencia de procesador y rendimiento gráfico, además de reducir a la mitad el tamaño del disco duro.

Comentarios

1 comentario
  • desvand

    No es un buen movimiento de Apple vender este iMac. Por mucho que la gente sepa que se trata del modelo de acceso, el recuerdo que les dejará, será el de gastarse 1200€ en un ordenador lento, y Apple pese a sus desorbitados precios siempre ha ofrecido un buen rendimiento de sus productos. En lo personal lo veo un timo y gordo, pero me preocupa aun más el daño que pueda hacer a la marca.

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 19 junio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *