26 marzo 2016 Hardware

iphone6s

Hasta ahora Apple siempre ha realizado un cambio importante en el diseño del iPhone cada 2 años, añadiendo únicamente mejoras en algunos componentes con las versiones S. De repetirse una vez más esta estrategia, después del iPhone 6s, este próximo mes de septiembre deberíamos tener un diseño totalmente renovado con el iPhone 7.

Sin embargo, los últimos rumores sobre el próximo iPhone 7 dicen todo lo contrario. De ser ciertos, Apple mantendrá el diseño actual que conocemos, reduciendo ligeramente el grosor y con algunos leves cambios, como añadir un segundo altavoz externo, eliminar el jack de auriculares o integrar una cámara que incluso podría contar con una doble lente.

Apple podría haber retrasado la renovación del diseño del iPhone hasta 2017. Así lo cree al menos el popular analista Ming-Chi Kuo de KGI Securities. En su opinión, Apple lanzará en 2017 un iPhone totalmente renovado que cambiará la carcasa de aluminio actual por el cristal -como en el iPhone 4- y que además integrará una pantalla AMOLED curvada.

Kuo considera que Apple ha estado estudiando que material emplear para la carcasa de este nuevo iPhone, teniendo como opciones el cristal, el plástico o un cuerpo de cerámica. Finalmente, según afirma, en Cupertino se habrían decido por el cristal, ya que el plástico no es lo suficientemente delgado y trabajar con cerámica resulta excesivamente complejo.

De este modo, el iPhone de 2017 contará con un diseño totalmente renovado con un borde metálico y el frontal y la parte posterior de cristal. La pantalla sería curvada y es incluso posible que se curve justamente en los bordes del dispositivo para reducir al máximo el marco de la pantalla y permitir también un mejor agarre.

El empleo de esta pantalla curvada AMOLED puede implicar que su tamaño sea mayor. Debemos de tener en cuenta que al ser curvada la pantalla “real” que estamos viendo es algo menor. Esto ocurre por ejemplo con el Samsung Galaxy S7 edge. Así, en vez de las 5.5 pulgadas que ahora conocemos, este nuevo iPhone podría incluir una pantalla de 5.8 pulgadas, manteniendo o incluso reduciendo las dimensiones del dispositivo respecto al iPhone 6s Plus actual.

Adicionalmente, Kuo considera que el iPhone de 2017 podría integrar carga inalámbrica. Aunque esto es algo que no queda muy claro, Apple podría estar trabajando en una nueva tecnología que permitiría cargar el dispositivo a cierta distancia. Junto a la carga inalámbrica, Apple podría implementar también algún tipo de reconocimiento biométrico, facial o del iris.

Vía| 9to5mac

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *