14 julio 2011 Hardware

Según los rumores que ha desatado el analista de Concord Securities Ming-Chi Kuo, el nuevo MacBook Air que está a punto de ver la luz, no se limitaría a hacerlo con una simple mejora en sus procesadores.

Así, han cambiado los actuales modelos dotados de 2GB de RAM y un disco SSD de 64GB por un modelo base de 11 pulgadas con el doble de RAM y un disco duro de un mínimo de 128GB de capacidad, para mejorar la experiencia al utilizar Lion.

Además, los discos SSD vendrían instalados en un interfaz micro SATA y no, como se había rumoreado, formando parte de la placa base.

Se emplearían los nuevos chipsets i5 e i7 de Intel. Se especifica con las opciones 1.6GHz Core i5 2467M, 1.7GHz Core i7 2637M y 1.8GHz Core i7 2677 para los modelos de 11 pulgadas y los más potentes (pero también con mayores requisitos) 2.1GHz or 2.3GHz Core i7 para sus hermanos de 13 pulgadas.

En cuanto a la memoria, estos nuevos procesadores pueden soportar hasta 8 GB de RAM, si bien no ha quedado claro si esto formará parte de la opción básica, o será una opción en los modelos bajo pedido.

Junto a todo lo anterior, se da prácticamente por hecho que el teclado retroiluminado volverá a la gama, confirmando de esta manera al futuro MacBook Air como el modelo de Apple más actualizado del año.

A pesar de que parece llegar en la época final del concepto de ultraportátil, destronado por los tablets, en Apple se espera que sus ventas aumenten ya que, aunque ha sido todo un referente en el diseño de las nuevas generaciones de portátiles, el Air nunca ha sido un modelo demasiado popular.

Vía | Electronista

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *