1 febrero 2016 Industria

java

A partir de abril el plugin de Java dejará de actualizarse, y será el fin de una característica común de todos los navegadores y la web durante mucho tiempo, y cerrará un ciclo que no ha sido un camino de rosas precisamente.

Java ha sido durante mucho tiempo uno de los principales blancos de los ataques informáticos.

De hecho Java ha sido el preferido de gran parte de los ataques informáticos más recientes, pero esta preferencia viene de lejos. Fue en 2010 cuando Oracle compró Sun Microsistems, y Java en medio de la operación, cuando su popularización lo convirtió en un blanco mayor para los hackers.

Al margen del turtuoso camino que ha tenido Java, no es el primer plugin que cae, y parece que Flash generó un efecto dominó. Y es que cuando los desarrolladores empiezan a dejar de lado las tecnologías basadas en plugins, poco o nada se puede hacer. Si a esto se le suma el hecho de que cada vez más navegadores cierran el paso a plugins de terceros que no terminan de funcionar como deben, no tiene demasiado sentido seguir adelante.

Mientras se alenta a los desarrolladores a migrar sus trabajos a otras alternativas, habrá que ver cómo las webs que permiten la firma de documentación – como las de la administración del estado- se buscan la vida para poder seguir operando con normalidad. Sin embargo, dentro de lo malo, la “ventaja” que hay cuando ocurren este tipo de cosas, es que la tecnología sigue estando disponible en ordenadores relativamente antiguos.

Vía | Java

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *