30 agosto 2012 iOS, Software

Las patentes, el tema más recurrente en el ecosistema Apple estas últimas semanas, ¿verdad?

Para bien o para mal, como protección de ideas o restricción de recursos, lo cierto es que las patentes significan una interesante fuente para conocer cómo podía haber evolucionado un determinado dispositivo o, como en el caso que nos ocupa, como puede evolucionar.

Y es que en la última patente otorgada a Apple, se nos sugiere la posibilidad de que, en un futuro próximo, el iPhone pueda cambiar automáticamente los parámetros de su configuración dependiendo de su localización.

Para ser precisos, la patente hace referencia a una política de comportamiento de un dispositivo inalámbrico que puede variar de manera automática su configuración en determinadas localizaciones, utilizando para ello GPS, comunicación WLAN o triangulación a través de una red móvil.

Así, el iPhone podría adaptarse de manera automática a las condiciones de su entorno, por ejemplo, desactivando los sonidos, luces o las comunicaciones en áreas como un cine, en clase, en un hospital, etc…

La tecnología que la hace posible ya existe de hecho en iOS 5, sin ir más lejos, otra cosa es lo que nuestra batería sufriría con los servicios de localización activados todo el día…

Vía | Apple Insider

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *