28 octubre 2014 Hardware

Apple-come-Android

En el argot futbolero hay una frase que reza “Sin bajar del autocar”, y que significa que la victoria está asegurada. La frase siempre se dice con anterioridad a los partidos puesto que en el terreno de juego todo cambia, pero cuando tu archienemigo viene a tu casa creyendo que juegas con ventaja, y ves que te está comiendo terreno, eso sienta peor que mal.

50.000 unidades en 30 minutos es la cifra de nuevos iPhone que se han pedido en Corea del Sur, muy por encima de las 30.000 unidades Samsung pedidas hasta el momento. Las cifras se desprenden de KT Corp, la operadora que mueve más terminales Apple y Samsung respectivamente en el mencionado país.

Sin embargo, no es cuestión de cantar victoria tan pronto, puesto que las cifras se limitan a desvelar un pico que se reduce a la mínima expresión cuando vemos las cifras globales. El 6% del mercado en Corea del Sur pasaría a manos de Apple, mientras Samsung seguiría con una cómoda cifra por encima del 60%, pero, parece que el fabricante coreano le está viendo las orejas al lobo.

Y es que Samsung admitió hace poco un prematuro lanzamiento del Galaxy Note 4 en Corea del sur y China porque los consumidores reaccionaron de forma muy positiva a los iPhone nuevos. Parece que incluso con esta (reconozcámoslo, rápida) reacción no ha habido suficiente para detener una situación que antes de la última keynote pocos se atrevían a vaticinar.

Así pues, parece que el asombro de muchos ante la llegada de terminales iPhone mucho más grandes que en los primeros modelos, está teniendo su explicación.

Vía | Appleinsider

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *