22 diciembre 2014 Opinión, Seguridad

Pegatron obrero

Tim Cook puede haberse sentido ofendido por el reportaje de investigación de la BBC sobre las condiciones de los trabajadores de Pegatron, pero parece que a los responsables de la empresa socia de Apple sí les ha puesto las pilas y han decidido tomar las medidas necesarias para mejorar las mismas lo más pronto posible.

La compañía ha declarado que se ha puesto ya manos a la obra para investigar todos los puntos cuestionables desvelados en el reportaje, asegurando que para la compañía, la seguridad de sus trabajadores es un asunto de prioridad máxima y que va a trabajar duramente para asegurarse de que esta prioridad se traslada al día a día de sus factorías.

Aunque la declaración de la compañía no hace mención alguna a Apple, dado que el reportaje de la BBC hacía especial hincapié en las pésimas condiciones de trabajo en las líneas de montaje del iPhone, con especial atención a la violación de los estatutos de la manzana sobre los estatutos de los trabajadores, que incluían confiscaciones ilegales de documentos de identidad, horario excesivo de trabajo o la contratación de empleados menores de edad, la relación no se puede obviar.

De hecho, la propia Apple ya tomó cartas en el asunto, a través de un correo interno en el que el Vicepresidente de Operaciones de Apple, Jeff Williams, afirmaba que la cúpula de la compañía se encontraban profundamente ofendidos por las alegaciones realizadas que aseguraban que Apple había roto su promesa respecto a las condiciones laborales de los trabajadores de las fábricas chinas, e incluso que esto suponía un engaño para los consumidores.

Williams aseguró que sus auditorias en Pegatron encontraban que en un 93% de los casos se cumplían las 60 horas semanales de trabajo pactadas, aunque admitió que aún podían hacerlo mejor y que de hecho pensaban poner todo de su parte para ello.

Pegatron, por su parte, ha prometido supervisar estrictamente la preparación de sus empleados y técnicos, utilizando incluso supervisores ajenos a la compañía para certificar que se siguen a rajatabla.

Vía| DigiTimes

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *