4 marzo 2014 Opinión

CFO

No hace mucho nos preocupaba la desaparición de la fotografía del carismático Jonathan Ive de la galería de fotos de la cúpula ejecutiva de Apple, suceso que nos hacía plantearnos si el diseñador había abandonado la compañía de la manzana por la puerta de atrás.

Al final todo resultó ser un simple problema técnico y la cosa terminó volviendo a la normalidad. Sin embargo, hoy sí que nos hemos despertado con la noticia de que otro miembro de esa junta ejecutiva deja la empresa.

Quizás no se trate de una figura tan mediática como la de Ive, pero sí de una de las personas más importantes en la evolución económica de Apple. Estamos hablando de Peter Oppenheimer, actual máximo responsable financiero de Apple, que ha anunciado su retiro de manera oficial.

El anuncio de la renuncia llega apenas un día después del anuncio de que Oppneheimer se incorporará a la junta de administración de Goldman Sachs.

En Apple, su puesto será ocupado a partir de septiembre, mes en el que se hará efectiva su marcha, por Luca Maestri, actual vicepresidente de finanzas. Sin duda, una pérdida relevante que tanto la empresa, en la que llevaba desde 1996 y en la que fue pieza fundamental de su exitosa política económica y para todos los que llevamos siguiendo desde hace tiempo los movimientos y, sobre todo, las keynotes de la compañía, en las que solía ser un habitual.

Según Tim Cook:

Peter ha sido nuestro máximo responsable financiero durante toda la pasada década, un período en la que neutros beneficios aumentaron desde los 8.000 millones de dólares a los actuales 171.000 millones, ampliado de manera exponencial nuestra presencia a nivel mundial.

Su guía, liderazgo y experiencia han sido fundamentales para el éxito de Apple, no solo en su papel de CFO, si no también en otras muchas áreas más allá de las puramente financieras, ya que a menudo formó parte de otras actividades adicionales dentro de la compañía. Sus aportaciones y su integridad en su puesto han ayudado a crear un nuevo nivel válido para los demás CFOs de otras compañías.

Pero Peter es también un amigo muy apreciado con el que uno siempre sabía que se podía contar. Por eso, aunque me entristece su partida, me alegra saber que por fin podrá disponer tiempo para él y para su familia.

Como no podía ser de otra manera, conociéndole, ya se ha asegurado antes de irse de dejar un plan profesional de sucesión para asegurarse que Apple no se verá afectada en absoluto.

Más Información | Prensa de Apple

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 4 marzo 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *