6 junio 2011 Industria

Antes de todo me gustaría dejar claro que Apple no siempre que patenta algo acaba llevándolo a la práctica. Muchas veces, la mayoría, lo hacen para proteger conceptos e ideas que otras compañías podrían aprovechar y de esta manera tendrían antes que pasar por caja. La última es simple e ingeniosa a la par que polémica.

Los de Cupertino han patentado un sistema por el cual se incluiría un receptor de señales infrarrojas junto a la cámara de futuros modelos de iPhone e iPod touch (quizá también aplicable al iPad). Ésto proporcionaría un sistema de recepción de información al dispositivo aplicable a multitud de campos.

Ha sido el uso que le han relacionado el que trae tanta cola. En la imagen se ve cómo la grabación quedaría desactivada ante una situación ilegal como la captura en eventos musicales. Los organismos por tanto podrían hacer uso de esta tecnología para impedir de una manera sencilla la grabación.

Enorme ha sido el revuelo que se ha formado criticando a la empresa de limitar libertades y ofrecer un método sencillo a la hora de no dejar rastro por ejemplo, de un abuso policial u otras acciones que impedirían ser grabadas. Sin duda es un tema peliagudo y con el que Apple debería tener cuidado a la hora de, si así lo deciden, implementar dicha funcionalidad.

Por otra parte, de cumplirse, pronto saldrían soluciones en Cydia que desactivarían el sistema vía software o muchos usuarios determinarían por tapar el mencionado receptor. ¿Qué opinas sobre este asunto?

Vía | Patently Apple

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *