23 julio 2016 Seguridad

lector TouchID

En la pasada WWDC 2016, desde Apple dejaron meridianamente claro que iban a hacer todos los esfuerzos necesarios para reforzar la seguridad de sus dispositivos para evitar accesos no autorizados a los mismos, algo que se vería ya desde el lanzamiento del próximo iOS 10.

Pero si la barrera reside en el Software, saltémosla a través del Hardware y de la manera más excéntrica que se nos ocurra, como ha hecho el Departamento de Policía de Michigan, que ha solicitado una impresión en 3D de la huella dactilar de una víctima de asesinato para desbloquear su iPhone y poder obtener nuevas pistas para intentar resolver su caso.

Se trata de un caso que aún está en curso y que, aunque los detalles no han trascendido públicamente, sí que hemos podido conocer que se ha llevado un nuevo rumbo en el tema de cómo acceder a los datos contenidos en el smartphone de una persona investigada.

En lugar de solicitar, como viene siendo habitual, que sea el fabricante del dispositivo el que facilite dicho acceso, la policía ha optado en esta ocasión por ponerse en contacto con expertos de la Universidad de Michigan State para que elaboren una réplica en 3D del dedo de la víctima del caso, huella dactilar incluida, para poder utilizarla para desbloquear el teléfono.

Al parecer, el uso de la huella real de la víctima no es posible y de ahí que hayan decidido recurrir a este procedimiento gracias a que contaban con un escáner de la misma proveniente del registro de un arresto previo, aunque está por verse si el método es o no efectivo.

Y es que la mayoría de los sensores biométicos, como el Touch ID del iPhone, funcionan gracias a los campos eléctricos que genera la piel al contacto con los mismos y que generan la imagen de la huella, algo que no debiera funcionar en un molde carente de la conductividad de la piel humana, aunque sus creadores aseguran que han añadido unas partículas metálicas que activan el lector como si fuera un dedo real.

Vía| Fusion

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *