18 marzo 2016 Hardware, Industria

iPad-iPhone2

Aunque tengo que reconocer que raras veces me he quedado sin espacio de almacenamiento en mi iPhone de 16 GB de espacio de almacenamiento, no termino de verle el sentido a seguir fabricando terminales con una capacidad que en los tiempos que corren parece más que insuficiente.

Sin embargo, puede que todavía tengamos iPhones con 16 GB para rato, si se sigue una tendencia o pauta que Apple parece haber tomado, y que podría dar continuidad a partir del evento del próximo lunes 21. De hecho, las últimas imagenes filtradas sobre cierto supuesto dispositivo de 4 pulgadas desvelan una fase más de un plan que hace tiempo que se está ejecutando.

Todos los modelos de iPhone, al margen del tiempo que lleven en el mercado, tienen su modelo de base con 16 GB de capacidad. El discurso de que ya no tiene sentido fabricar dispositivos con 16 GB subió de tono en el momento en que la compañía eliminó parte de los terminales con 32 GB de capacidad, y “parte” significa que mantuvo un solo modelo con 32 GB. ¿Sabéis cual? El que está apunto de desaparecer, el iPhone 5s.

A todas luces, la acción de obligar a saltar de los 16 GB a los 64 GB de capacidad es la de forzar al usuario o a invertir más en su terminal, o a pagar por almacenamiento extra en iCloud. Afecta al bolsillo del usuario en mayor o menor medida, pero beneficia a los números de Apple, que para algo es una empresa y no las “hermanitas de la caridad”.

Con los iPad ocurre exactamente lo mismo. Todos los modelos de base tiene 16 GB de capacidad de almacenamiento, pero hay 2 que tienen la opción de 32 GB. Efectivamente, los más firmes candidatos a salir del catálogo más pronto que tarde.

En los iPad hay un nuevo jugador, que se llama iPad Pro. Es el primer producto iOS que sale directamente con 32 GB de capacidad sin pasar por los 16 GB, es decir, que suena como si el mayor de la familia debe tener más capacidad, porque de paso, el salto hasta los 128GB (no existe modelo ni con 32 ni con 64 GB) es un pico para el bolsillo. Volvemos a que esto es un negocio, y no una ONG. Por esta regla de tres de “más tamaño, más capacidad” puede que a la inversa debe aplicarse la misma vara de medir “menos tamaño, menos capacidad”, y aquí entra en juego el iPhone SE de 4 pulgadas.

Hay que destacar que 16 GB justificaría un precio moderadamente inferior sin llegar a ser un iPhone barato, más si ya tienes varios productos con esa capacidad, porque sólo hay que aumentar los pedidos de memoria. No importa lo que se dice que puede hacer el nuevo terminal y cuanto ocupará eso en el almacenamiento, porque los nuevos iPhone 6s y iPhone 6s Plus ya graban en 4K, tienen 16 GB de capacidad, y aparte de los gritos iniciales no ha habido más drama. Y encima, las Live Photos, que también ocupan.

De la misma forma que en su día explicamos que puede que Apple no matara al iPod Classic pero su muerte le vino muy bien, creo que es evidente que a Apple le conviene, y mucho, que los 16 GB no se eliminen del abanico de posibilidades de configuración. Y me da que no hay problemas para encontrar fabricantes de este tipo de memoria. Pero por otra parte, y volviendo al principio, en el momento de escribir estas líneas estamos frente a 9 de 10 productos iOS que parten de los 16 GB de capacidad de almacenamiento. En 2016. Sorprende, pero tiene su explicación.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *