3 diciembre 2016 Hardware, Seguridad

cargador falso Apple

No es la primera vez que hablamos en Descubre Apple de los cargadores falsos que se anuncian como compatibles con los diferentes productos de Apple y que basan su atractivo en resultar más baratos que los accesorios originales y certificados por la compañía. Incendios accidentales e incluso muertes asociadas con su uso son algunos de los casos detectados y no parecen ser pequeñas excepciones, precisamente.

Según un estudio realizado por una empresa independiente especializada en seguridad, prácticamente todos los cargadores falsos que podemos adquirir en internet son potencialmente peligrosos para el usuario. El 99% de estos ni siquiera son capaces de pasar el test de seguridad más básico.

Las pruebas han sido supervisadas por Trading Standards en Reino Unido y cuentan con la garantía de varios especialistas de seguridad a nivel global y consistieron en aplicar alto voltaje a diferentes cargadores falsos que habían sido adquiridos en Internet y que provenían de varios pases como China o Estados Unidos.

De los cuatrocientos cargadores analizados, únicamente tres lograron pasar la prueba y poder ser considerados como adecuados para su uso y seguros en caso de una sobrecarga eléctrica. El resultado de la prueba, pues, es que la inmensa mayoría de estos cargadores que se venden online, aparte de no ser seguros, son accesorios de los que se desconoce su fabricante y carecen de garantías para el usuario de que funcionarán adecuadamente, por lo que se recomienda comprar este tipo de cargadores y la mayoría de los productos electrónicos, a proveedores y marcas de confianza.

Es posible que nos salgan algo más caros, pero las alternativas de marcas desconocidas o los productos de segunda mano no suelen ser de fiar y podrían terminar costando un precio más alto, como el de nuestra casa, nuestra propia vida o la de un ser querido.

La mayoría de los fabricantes de estos productos no oficiales no suelen pasar los tests de seguridad que sí pasan los oficiales de las marcas conocidas y por eso suelen fallar más. Algunos incluso intentan hacerse pasar por accesorios genuinos, imitando nombre y logos e incluso licencias de las autoridades para permitir su venta.

Vía| BBC News

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *