1 noviembre 2016 Hardware

macbook pro late 2016

Se presentaron en sociedad apenas hace unos días. Ni siquiera hemos analizado a fondo sus características ni disfrutado de las posibilidades que nos brinda su principal novedad de diseño, la Touch Bar, pero en Apple ya han pasado página y están trabajando en lo que será la siguiente generación del MacBook Pro.

Una nueva generación que debería ver la luz durante el próximo 2017 y que se basaría en su bajada de precios (que afectaría también a los modelos vigentes) y en sus 32GB de RAM para revitalizar tanto sus ventas finales como su atractivo entre sus clientes.

Esa es la idea a la que ha llegado el analista de KGI Securities, Ming-Chi Kuo, en su último informe, donde expone sus predicciones acerca de cómo evolucionarán los portátiles de Apple para el año que viene y que asegura que tanto los precios contenidos para todos los modelos como la decisión de soportar hasta 32GB de memoria RAM serán dos de las bazas que Apple pretende jugar para popularizar la gama de portátiles entre sus usuarios potenciales.

La tendencia habitual de los de Cupertino de poner unos precios más bien elevados en los nuevos productos o en las grandes actualizaciones de gama al principio para luego bajarlos al año siguiente se mantendría pues en 2017 y si a eso le sumamos que las novedades presentadas este año, como la Touch Bar o los puertos USB-C ya estarían asentados entre el público, las ventas deberían aumentar en consonancia.

Kuo apuesta por un lanzamiento previsto para la segunda mitad de año, aprovechando la aparición de los procesadores Cannonlake de Intel, aunque en la hoja de ruta del fabricante no se prevean estos chips para los portátiles de la manzana ni que estén listos antes de 2018.

Más acertada es la idea de los 32GB de RAM. La controversia que para muchos usuarios, los más exigentes con un equipo que se tiene a sí mismo como ideal para un uso profesional y al precio al que se han lanzado al mercado, del límite actual a 16GB, pese a que son muchos más eficientes en cuanto al consumo, ha calado negativamente y Apple es consciente de ello.

A tal punto que el propio responsable del marketing de la compañía, Phil Schiller, ha tenido que explicar la decisión de limitar la RAM para poder utilizar un sistema de memoria que no consumiera demasiada energía y ha justificado el precio en virtud de la inigualable experiencia de usuario.

Vía| 9to5 Mac

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *