28 febrero 2014 Industria, Opinión

mapas en coche

Voy a empezar este artículo con una opinión personal: no utilices el teléfono móvil mientras conduces. De verdad, no lo hagas. No importa lo seguro que te sientas haciéndolo, o que creas que no dificulta tus habilidades al volante, porque lo hace y puede causar un accidente donde lo peor no es que salgas perdiendo tú, es que puedes perjudicar a otra persona que no esté haciendo nada indebido.

Utilizar el teléfono móvil para hablar o incluso enviar mensajes de texto es un acción prohibida y no hay muchas personas que entiendan la importancia de seguir esta regulación, en ese constante intento por trivializar situaciones potencialmente peligrosas hasta que, por desgracia, estas ocurren.

En California, al igual que en España, también está prohibido el empleo del teléfono móvil mientras se está al volante, pero la reciente sentencia que dicta que un conductor no debe ser condenado por conducción distraída si se está consultando un mapa en un smartphone, podría alterar las cosas.

Esta resolución ha llegado aprovechando uno de los múltiples subterfugios a los que ayudan en ocasiones los propios enunciados de las leyes. En EE.UU está prohibido escuchar o hablar por teléfono mientras se conduce si no se hace a través de un dispositivo manos libres.

También se hace referencia a la prohibición tanto de enviar como de recibir mensajes de texto, pero no se hace lo mismo respecto a otras funciones de los smartphones. La tecnología, como tantas otras cosas en nuestra sociedad, evoluciona mucho más rápido que las leyes, favoreciendo situaciones como esta.

El juzgado del Distrito 5 de la Corte de Apelación del Estado de California se ha visto obligado a anular la multa emitida a Steve Sprigss, un conductor de la localidad de Fresno que fue multado por consultar una mapa en su teléfono móvil mientras estaba conduciendo.

Spriggs recurrió dicha multa y la nueva sentencia le ha dado la razón, abriendo las puertas a que, en un futuro, un conductor no pueda ser multado mientras juega con su smartphone o se descarga aplicaciones, ya que según la legislación vigente, no se considerarían actividades ilegales.

Es verdad que esta sentencia no debería relacionarse con otras legislaciones fuera ya no de EE.UU, si no de la propia California, pero sí es una indicación de la necesidad de modernizar las leyes y hacerlas más acordes a nuestra realidad social y la inconsciencia de muchos, ignorantes de la peligrosidad de algunas de sus acciones.

Vía | ABC news

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 28 febrero 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *