7 abril 2014 Hardware

Pulsometer

Este próximo viernes día 11 sale a la venta el nuevo Samsung Galaxy S5, buque insignia de la marca coreana y el principal rival del iPhone 5s de Apple, a la espera del nuevo iPhone 6. En la presentación que tuvo lugar el pasado mes de febrero Samsung ya nos desveló sus principales características, entre las que destacan principalmente el nuevo sensor de huellas digitales y otro sensor capaz de medir nuestro pulso.

Respecto al primero de ellos, se trata de la respuesta de Samsung al Touch ID implementado por Apple con la llegada al mercado del iPhone 5s el pasado mes de septiembre. Si bien parece que su funcionamiento es correcto, tal y como se puede ver en las reviews que ya van apareciendo del Galaxy S5, también parece algo más incomodo de utilizar que el sistema empleado por Apple con Touch ID. Este escáner de huellas utilizado por Samsung obliga a usar el smartphone con dos manos, ya que la huella tiene que ser escaneada deslizando el dedo de arriba a abajo sobre el botón Home y sin poder inclinar el dedo, ya que en caso contrario nos dará error. Así pues, resulta por tanto imposible desbloquear el dispositivo con el dedo pulgar de la misma mano con la que lo estamos sujetando. Parece por tanto que Touch ID le gana la batalla.

El otro nuevo sensor que incluye el nuevo Galaxy S5, anunciado a bombo y platillo en las campañas de marketing anteriores a su lanzamiento al mercado, es un pulsómetro integrado en la parte trasera justo debajo de la cámara. La pregunta que nos hacemos es si este nuevo sensor es realmente útil para el usuario o por el contrario se trata únicamente de una de esas características que están ahí solo para llamar la atención y que finalmente casi nadie usa.

El tipo de usuario que más partido puede sacar de esta nueva característica es aquel que habitualmente hace deporte. Poder controlar nuestro pulso mientras realizamos ejercicio físico puede ayudarnos mucho para lograr unos mejores resultados. Pero deberemos tener en cuenta que el pulsómetro con que cuenta el Galaxy S5 tiene una limitación importante, ya que únicamente realiza mediciones puntuales. No podemos compararlo por tanto con otros dispositivos de marcas como Polar, con los que llevando una cinta al pecho nos marcan el pulso que tenemos en tiempo real y de forma continua. En este caso cada vez que queremos saber nuestro pulso tendremos que sacar el S5 del bolsillo y hacer una medición puntual.

Tu iPhone también tiene pulsómetro

Pero si a pesar de todo te parece que un pulsómetro como este puede ser útil en un smartphone, tengo una buena noticia que quizás desconocías: Con tu iPhone también puedes medirte el pulso sin necesidad de ningún sensor especial y obteniendo unos resultados muy similares. ¿Cómo es esto posible?.

RuntasticHeartRate

Tan solo tienes que descargar Runtastic Heart Rate Monitor de la App Store. Esta aplicación hace uso de la cámara y el flash de tu iPhone, de modo que sin necesitar ningún sensor específico para esta tarea consigue medir tu pulso con una precisión muy similar. Prueba de ello es el siguiente vídeo (en inglés) que tienes a continuación donde realizan una comparativa de los resultados obtenidos usando el pulsómetro del S5 y esta aplicación instalada en un Galaxy S4 y un iPhone 5S.

Como conclusión, parece pues que estos dos nuevos sensores no parece que marquen ninguna diferencia significativa a su favor respecto a lo que nos ofrece un iPhone 5S (más bien al contrario). ¿No os parece?.

Quizás la próxima vez Samsung.

Si queréis descargar esta aplicación en vuestro iPhone podéis hacerlo desde el siguiente enlace:

Descarga| Runtastic Heart Rate Monitor

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 7 abril 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *