1 junio 2015 Hardware, Industria

Apple-Watch-Edition-roja

Algunos analistas ya están planteando la posibilidad de que el Apple Watch empiece a afectar a la relojería tradicional, en cuanto a ventas. Por lo visto, hay un elevado porcentaje de usuarios que están esperando que el reloj esté disponible en su país, en vez de adquirir otros productos similares.

El problema de este tipo de análisis, sin datos precisos de ventas de ningún tipo, son complicados de comprender.

Se estima que hay aproximadamente 20 millones de personas que están esperando comprar un Apple Watch, según el analista de Nomura Simeón Siegel, y lo plantearían como una inversión. Esto debería implicar que apuntan a la gama media y alta de los modelos disponibles del reloj de la compañía.

Fossil Group, que fabrica relojes para Michael Kors, Tory Burch o DKNY entre otros, ha tenido una disminución del 7% en sus ingresos del primer trimestre, lo que supone 725 millones de dólares. Michael Kors reconoce que el estado de salud de su negocio no es bueno en América del Norte, y desconocen si esto es algo puntual o se trata del inicio de una tendencia. Algunas marcas de relojes tradicionales están viendo caer sus respectivas cotizaciones de bolsa.

No deja de ser curioso que mientras el Apple Watch brilla por su ausencia incluso en los países donde ya ha sido lanzado, se atribuya al reloj de Apple el bajón de ventas de otras marcas. Algunos no dudamos en que el nuevo dispositivo de Apple hará mella en el mercado de la relojería tradicional, pero chirría la forma en la que se presentan ciertos datos…

Vía | New York Post

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *