15 octubre 2015 iOS

ResearchKit

Apple ha anunciado hoy que ResearchKit ha permitido nuevos estudios de investigación sobre el autismo, la epilepsia y el melanoma. La herramienta de Apple ha sido la base con la que un equipo de investigadores de la Universidad de Duke, Johns Hopkins y la Universidad de Salud y Ciencias de Oregón han presentado nuevos estudios médicos sobre las tres enfermedades citadas.

En tan solo seis meses, apps basadas en ResearchKit que estudian todo tipo de patologías, desde asma y diabetes hasta el parkinson, han aportando información a científicos de todo el mundo, y ya son más de 100.000 los participantes que se han ofrecido a compartir sus datos para colaborar con el avance de la investigación médica y científica.

Recordemos que ResearchKit convierte el iPhone en una potente herramienta de investigación clínica que ayuda a médicos, científicos y otros investigadores a recopilar datos de los participantes con mayor regularidad y precisión mediante apps en el iPhone. Con el consentimiento de los usuarios, los investigadores que llevan a cabo estudios con ResearchKit también pueden acceder a información de la app Salud y otros datos tomados por apps y dispositivos de terceros para registrarlos en tiempo real desde el iPhone.

ResearchKit_2

Respecto a los nuevos estudios a los que nos referimos en esta noticia, hay que comenzar diciendo que la Universidad de Duke y Duke Medicine van a lanzar el programa Autism & Beyond para padres preocupados por el autismo y otros problemas de desarrollo. La app emplea algoritmos de detección de emociones nuevas para analizar la reacción de un niño cuando ve vídeos en el iPhone.

Por su parte, la app EpiWatch desarrollada por Johns Hopkins es el primer estudio de su clase realizado con el Apple Watch y ResearchKit. Este estudio pondrá a prueba los sensores del Apple Watch para determinar si pueden detectar el inicio y la duración de las convulsiones. La app llevará un seguimiento de todas las convulsiones y de la respuesta del participante cuando estas se producen.

Finalmente, la Universidad de Salud y Ciencias de Oregón está estudiando si las imágenes digitales tomadas con el iPhone pueden servir para detectar el crecimiento de lunares y el riesgo de melanoma, y así ayudar a los usuarios a vigilar los síntomas de su piel haciendo fotos y midiendo el tamaño de sus lunares. Los participantes en la investigación podrán documentar cambios en los lunares y compartirlos directamente con profesionales de la salud, mientras que los investigadores podrán capturar imágenes de miles de usuarios del iPhone en todo el mundo para crear algoritmos que servirán para futuros estudios de detección de melanomas.

Más información| ResearchKit

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *