23 marzo 2011 Opinión, Software

apple-logo.png

En más de una ocasión habréis podido leer que Apple no permitía (o retiraba) alguna aplicación de su App Store porque contravenía alguno de los términos preestablecidos para ello, dejando bastante claro que la compañía estudiaba y evaluaba a conciencia la temática de los programas a los que terminaba dando luz verde.

Algunas de esas decisiones no dejaban indiferente a desarrolladores o usuarios y daban lugar a discursos más o menos acertados sobre los motivos por los que Apple debiera (o no) actuar de esa manera.

Y precisamente por eso, por ese supuesto control, llama la atención que haya sido necesario llegar a peticiones online de usuarios o a campañas de medios y prensa, para que Apple retirase por fin una aplicación que, según sus creadores, prometía curar (sic) la homosexualidad.

Esos creadores eran Exodus International, una organización cristiana que prometía información y recursos para que, gracias a su aplicación, se pudiera curar la homosexualidad. Tras esta retirada, ahora aseguran que sus intenciones han sido malinterpretadas. La excusa de siempre cuando no existen argumentos posibles para defenderse, sobre todo cuando insisten en seguir tratando a la homosexualidad como una enfermedad.

No pretendemos dar ninguna lección de moralidad, porque no nos corresponde (ni debiera ser todavía necesaria, a estas alturas), ni juzgar a Apple por haberle dado luz verde a semejante engendro, ni a sospechar que haya habido más razones que un error o un descuido, pero sí queda el recurso de felicitar la pronta reacción de una sociedad cada vez más tolerante y solidaria, más de acorde con la realidad que vivimos hoy día y que no ha dudado en recurrir a todas las posibilidades a su alcance para protestar contra esta situación con una rapidez y una decisión dignas de elogio.

Y, por otra parte, me llama la atención que desde Apple se hayan limitado a retirar la aplicación sin más, sin ninguna declaración al respecto, cuando siempre han sido una compañía comprometida con la sociedad.

Vía | TUAW

También te puede interesar

Comentarios

3 comentarios
  • Ramón

    Me parece intolerante que se acepte la defensa de los sodomizadores y despreciemos la libertad de la cultura cristiana. Según la propia aplicación no dice que esté en contra o los discrimine…..Simplemente aseguran dar consejos para prevenir esa opción.

    Tanta manzanita tanta mazanita….a ver si leemos un poco más revistas médicas. La homosexualidad es una degeneración/opción sexual como la zoofilia o necrofilia.

    Pero seguramente sois partidarios de los de la cejita.

  • Carlos Villar

    @Ramón: Estás muy equivocado, no aceptamos la defensa de los sodomizadores, también aceptamos la de los pasivos.

    ¡Un saludo!

  • Isabel

    Ramón, majo, para no gustarte un pelo los sodomizadores bien que te gusta venir a dar por culo a este blog.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *