4 marzo 2013 OS X, Recursos, Software

DVD

Con el uso, las películas que compramos en formato DVD pueden llegar a desgastarse y como consecuencia, empeorar su calidad de imagen o en el peor de los casos, estropearse. Quizás te hayas preguntado qué programa es el más recomendable para llevar a cabo esta tarea. Si bien es cierto que a día de hoy existen programas que facilitan esta labor, OS X proporciona una forma muy sencilla de hacerlo usando Utilidad de Discos.

Primera parte

  1. Inserta en el lector el DVD que desees copiar. Al ser una película, automáticamente se abrirá el reproductor que tengas configurado por defecto y ésta comenzará a reproducirse. Presiona Esc para salir del modo “pantalla completa” y cierra el reproductor.
  2. Abre Utilidad de Discos. Puedes encontrarlo en el Dashboard, en la carpeta Aplicaciones o escribiendo “Utilidad de Discos” en Spotligh.
  3. En la ventana del programa, a la izquieda, verás el nombre del DVD que has introducido. Selecciónalo y haz click en “Nueva imagen”, situado en el menú superior.
  4. Ahora estableceremos ciertos parámetros necesarios para que la copia se realice correctamente. Primero elige la unidad de destino (Escritorio, por ejempo); en segundo lugar selecciona el formato de la imagen (“DVD/CD maestro”); por último haz click en “ninguna”, opción situada en el menú desplegable correspondiente a encriptación.

No olvides que para esta primera parte del proceso necesitarás disponer de espacio suficiente en tu disco duro. Si la película pesa, por ejemplo, 7Gb, necesitarás al menos 9 gigas para que la imagen de disco se guarde correctamente.

Segunda parte

  1. Una vez creada, la imagen de disco aparecerá a la izquierda de la ventana. Llegados a este punto ya estamos listos para empezar a grabar.
  2. Introduce un DVD virgen en tu lector y haz click con el botón derecho del ratón sobre el título de la imagen. Elige la opción Grabar “nombre de la imagen de disco.cdr” y el DVD comenzará a quemarse.

Comentarios

2 comentarios
  • JovenFred

    un solo alcance. en estricto rigor no estaría Ripeando el DVD, ya que si el original pesa 7gb, el resultante pesaría lo mismo. La esencia de ripear un disco es precisamente, el poder copiarlo facilmente en un DVD virgen, y para no tener que ocupar disco de doble capa se necesita que este pese menos que el original. Además, con esta tecnica no se eliminan los controles anti copia ni las restricciones de zona.

    mas que ripear, debería decir “duplicar tus DVD con utilidad de discos”

    • Efectivamente, la mayoría de las veces la palabra “ripear” conlleva quitar también las restricciones de zona, pero el término también se emplea cuando hablamos de copiar contenido multimedia original, aunque sus restricciones permanezcan y no sean eliminadas.

      En cuanto a lo del peso, lo ponía como ejemplo ya que en determinadas ocasiones, cuando un disco duro tiene poco espacio libre, el sistema operativo no deja hacer ciertas operaciones debido a que éste mantiene un determinado espacio como reserva para algunos procesos, memoria virtual, etc. Como bien dices, la copia sigue pesando lo mismo que el original. El hecho de asegurarnos un cierto espacio es para evitar problemas con el SO, no con el contenido que queramos copiar.

      Gracias por comentar.
      Saludos!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *