18 julio 2017 Hardware

Chip A11

Enemigos que se necesitan. O al menos eso parece querer decir el regreso de Samsung a la línea de producción de chips para la generación del iPhone del año que viene. Un regreso que supondría el fin de la hegemonía de la que goza actualmente Taiwan Semiconductor Manufacturing Company (TSM), encargada tanto del A10 del iPhone 7 como del A11 del inminente iPhone 8.

El regreso de los coreanos, si bien no se ha hecho oficial todavía, podría haber sido sellada durante la reciente visita a Cupertino realizada por Kwon Oh-hyun, uno de los máximos responsables de Samsung Electronics.

Un factor decisivo en el acuerdo entre ambas compañías habría sido el compromiso por parte de Samsung de adquirir el equipamiento de elaboración de procesadores de 7 nanómetros, pieza clave para la fabricación de los chips del iPhone. Esto, unido a la sobrada experiencia de la compañía en la tecnología OLED habría terminado de convencer a Apple para volver a asociarse con los coreanos para dar a luz al corazón de los iPhone del año que viene.

Pero la llegada de Samsung no significa necesariamente el fin de los acuerdos con TSMC, ya que los taiwaneses compartirán producción con ellos en la próxima generación del smartphone de la manzana. Una situación que no resulta tampoco muy extraña, ya que esa misma alianza se produjo en la fabricación del chip A9 que llevan el iPhone 6s y el iPhone 6s Plus.

Una asociación que en su momento levantó suspicacias a causa de la supuesta menor duración de la batería en el caso de los modelos equipados con procesadores de Samsung y que terminaron derivando precisamente en que TSMC se hiciera con toda la producción de las siguientes generaciones gracias a su proceso de fabricación más eficiente, reflejado en los citados A10 y A11.

Pero parece que Samsung no ha perdido el tiempo y se ha puesto a la altura de las necesidades de Apple y conseguir así un pleno tanto en el próximo chip A12 como en las pantallas OLED que ya debutarán este mismo año con el iPhone 8.

Vía | The Korea Herald

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *