29 febrero 2016 Industria

samsung-apple

El culebrón judicial entre Apple y Samsung es de aquellos que apunta a que va a prolongarse hasta el fin de los días, y en este nuevo capítulo Samsung ha esquivado el pago de 120 millones por violación de patentes de Apple.

Esto es así porque el tribunal ha invalidado dos patentes de la empresa de Cupertino.

Una de las patentes invalidadas es la que describe el desbloqueo del terminal deslizando el dedo sobre la pantalla, por la que precisamente la surcoreana debía abonar 120 millones de dólares. Esto implica también que la propiedad de esta patente queda por el momento vacía, y Samsung no tendrá que modificar el software de sus terminales, ni presentes ni futuros.

Esta cuantía se debe descontar de los 548 millones de dólares que Samsung acordó pagar a Apple por violación de patentes, pero con la condición de que la cifra podría verse alterada si había novedades en el caso. Probablemente, a sabiendas de las intenciones de Samsung, Apple está intentando por todos los medios que las apelaciones de la surcoreana no sean revisadas. De hecho, Samsung ha conseguido recortar una cuantía inicial cercana a los 1000 millones de dólares varias veces, y con la última sentencia el montante se ha situado por debajo de los 400 millones.

Al margen de cómo termine este caso, Apple tiene pendientes algunas causas contra Samsung, esta vez con la surcoreana como demandante, en temas relativos a, por ejemplo, la compresión de vídeo. Y aunque no deberían tener relación puesto que son procesos paralelos, es evidente que lo que se quita por un proceso se suma a otro.

Vía | Bloomberg

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *