22 febrero 2016 Hardware

S7Family

Samsung ha decidido adelantarse al comienzo oficial del Mobile World Congress que se celebrará esta semana en Barcelona para anunciar su nuevo buque insignia con el que competirá durante este año con el iPhone 6s y 6s Plus, hasta el lanzamiento del iPhone 7 y 7 Plus en septiembre.

Al igual que ocurre con el iPhone, Samsung va a ofrecer dos versiones con distinto tamaño de pantalla: el Galaxy S7 y el Galaxy S7 Edge. El primero cuenta con una pantalla de 5.1 pulgadas, mientras que la pantalla del segundo es mayor con 5.5 pulgadas, además de incluir los bordes curvados. Esto supone un cambio respecto al año pasado, ya que tanto el S6 como el S6 Edge contaban con el mismo tamaño de pantalla, 5.1 pulgadas.

Una de las novedades que se rumorean para el iPhone 7 es la resistencia al agua y en el caso del nuevo Galaxy S7 y S7 Edge esto es ya una realidad, incluyendo certificación IP68.

A primera vista la apariencia de estos nuevos Galaxy no difiere mucho de la familia S6. Samsung parece haber optado por una estrategia similar a la de Apple renovando el diseño exterior cada 2 años, limitándose a incluir mejoras en el interior del dispositivo. Aunque sí es cierto que Samsung ha cambiado ligeramente la parte posterior del dispositivo añadiendo también bordes curvados, lo que según afirman mejora el agarre.

Slot

Uno de los cambios importantes que encontraremos en estos nuevos Galaxy es que recuperan la posibilidad de ampliar la memoria del dispositivo con una tarjeta microSD. Samsung además ha tenido una idea bastante ingeniosa, utilizando la misma bandeja para la nanoSIM y la microSD, con lo que se evita tener que incluir una nueva ranura en el lateral del dispositivo. La eliminación del slot para tarjetas microSD en el Galaxy S6 parece que no fue muy bien recibida por los fans de la marca coreana, por lo que han decidido recuperarla diferenciándose de nuevo del iPhone en este aspecto.

El procesador de estos nuevos Galaxy, tal y como se esperaba, es el Snapdragon 820. Algunos mercados, no obstante, incluirán el procesador Exynos de la propia Samsung. Nos ha llamado especialmente la atención durante la presentación que Samsung parece haber incluido un sistema de refrigeración para este procesador dentro del propio dispositivo. Será interesante estar al tanto de las primeras reviews para ver que tal funciona.

La pantalla del Galaxy S7 de 5.1 pulgadas cuenta con resolución Quad HD al igual que la del S7 Edge que es, sin embargo, algo mayor con 5.5 pulgadas. Ambas pantallas incluyen una nueva tecnología Always-On que permite mostrar información de forma continua sin que llegue a apagarse nunca y no afectando en exceso, al menos en teoría, al consumo de batería. Lo cierto es que esta es una de las novedades que, personalmente, nos han parecido más irrelevantes. Primero porque esto ya lo ofrecía Nokia hace 3 o 4 años en sus Lumia y segundo, porque en aquel entonces tenía mucho más sentido que ahora, cuando los smartwatches cumplen esta función de permitirte acceder a información relevante sin encender el smartphone y lo hacen de forma mucho más eficiente, ya que ni siquiera tenemos que sacarlo del bolsillo.

BatteryS7

Donde Samsung sí parece haber marcado un gol por la escuadra es con las baterías de estos nuevos Galaxy, aumentando su capacidad hasta los 3000 mAh en el caso del S7 y los 3600 mAh en el S7 Edge. Conociendo la tendencia de Apple de hacer sus dispositivos cada vez más y más delgados, este podría ser un punto vital en la comparación con el Galaxy S7.Si Apple no consigue aumentar un poco más la autonomía en el iPhone 7 la diferencia con el S7 podría suponer un problema.

En cuanto a la cámara de estos nuevo Galaxy es de 12 Megapíxeles con estabilización óptica, y junto a la mayor apertura f/1.7 y la nueva tecnología Dual Píxel, permite obtener fotos mucho mejores incluso en situaciones con poca iluminación. Durante la presentación incluso han mostrado una comparación con el iPhone 6s Plus, asegurando que el S7 es capaz de capturar un 33 por ciento más de luz. Aunque esto es algo que no ponemos en duda, nos gustaría poder comparar ambas cámaras para verificarlo. En cualquier caso, Samsung parece haber puesto el listón bastante alto en el apartado de la cámara. Veremos como responde Apple en septiembre con la cámara del iPhone 7 y si finalmente incluye esa rumoreada cámara con doble lente.

Añadir también que la tecnología “Dual Pixel” del Galaxy S7 también mejora la velocidad del enfoque automático y, por supuesto, no han perdido tampoco la oportunidad durante la presentación de compararla con el iPhone 6s Plus.

Para acabar, una de las predicciones que habíamos escuchado durante las últimas semanas y que no se ha hecho realidad es la que hacía referencia a la incorporación de una pantalla sensible a la presión, similar a lo que Apple ofrece en el iPhone 6s con 3D Touch. Finalmente no ha sido así, pero en Samsung sí que se han fijado en otras novedades incluidas en el iPhone 6s como las Live Photos o el Flash frontal empleando la pantalla. Echad un vistazo a este vídeo a ver si os suena de algo:

El Galaxy S7 y S7 Edge pueden ya reservarse con un precio de 719 y 819 euros respectivamente. Un precio algo inferior al del iPhone 6s y 6s Plus de 16GB, siendo que además incluyen 32GB de almacenamiento interno.

Samsung, sin duda, parece haber hecho los deberes. Ahora solo queremos ver cual es la respuesta de Apple con el iPhone 7.

Vía| Samsung

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *