30 noviembre 2011 Hardware, iOS, Opinión

El eterno culebrón de cruce de demandas entre Apple y Samsung no se detiene ni en época Navideña y nos ofrece un nuevo episodio, esta vez en las cortes de nuestras antípodas.

Ahora, la empresa coreana parece haberse salido con la suya y podrá vender su tablet Galaxy Tab 10.1 sin que Apple le acuse de copia de su iPad, ya que un juez federal de apelación australiano ha autorizado la venta del dispositivo sin ningún tipo de restricciones a partir del próximo 2 de Diciembre.

Por su parte, Apple todavía podría recurrir de urgencia ante esta decisión para mantener la prohibición y forzar a decidir al tribunal antes de esa fecha, tras la que todavía tendría 28 días para presentar un nuevo requerimiento de apelación sobre el caso.

Vía | The San Francisco Chronicle

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 30 noviembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *