5 octubre 2011 Hardware

Samsung sigue su andadura para intentar penetrar en el mercado de los tablets en varios países con su Galaxy Tab y de paso, parece convencida de cumplir su promesa de perseguir el (hasta ayer próximo iPhone) iPhone 4S allá donde vaya. La compañía ha solicitado al máximo organo en materia de patentes a nivel europeo la nulidad de la patente del iPad, e intentará bloquear el iPhone 4S en Francia e Italia.

La solicitud fue entregada en las oficinas del OHIM, la Oficina de la Unión Europea de Armonización del Mercado Interior y es tan clara como que “Apple afirma que el diseño del iPad es exclusivamente suyo, pero el diseño ya existía mucho antes que el iPad”. No es casualidad que Samsung haya acudido directamente a este organismo no sólo porque puede terminar de un plumazo con las prohibiciones de venta que tiene ya en algunos países europeos, sino porque es ahí donde Apple presentó hace años varios esquemas que demostrarían que el diseño del iPad es suyo.

A la vez, Samsung contraataca desde otro flanco

Personalmente sigo en la misma opinión. No importa a cuantos países se extienda la demanda. Lo realmente importante es que cada país tiene una legislación diferente, pero una sentencia puede provocar un efecto dominó sobre el resto de causas pendientes, al margen de quien sea declarado culpable o inocente.

Vía | Samsung

Comentarios

2 comentarios
  • Pablo

    Yo creo que habría que pegarle una soberana patada en el culo a ambas companias y que se dejen de joder con estos temas. Por otro lado creo que Apple tendría que ya mismo a abandonar todo trato comercial con Samsung como castigo y que pague sus pecados por violacoin de secreto comercial (Apple saca algo y estos lo copian alevosamente).

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *