29 febrero 2016 Industria

Samsung Inmersive Center

A nadie se le escapa que una de las señas de identidad más distintivas de Apple son precisamente sus tiendas físicas, las Apple Store. Tiendas que han trascendido de su función de mero establecimiento para vender los productos de la manzana para convertirse en centros de peregrinación de fanboys, fieles y curiosos.

Samsung ha visto la jugada perfectamente y, en su línea, ha decidido “homenajear” (guiño, guiño) a las Apple Store en el diseño de lo que quieren que sea el concepto de sus tiendas estrella del futuro, las consabidas flagship, como la que se ha inaugurado recientemente en la ciudad de Nueva York.

Samsung Inmersive Center 2

Y lo que nos llama la atención es que en esa tienda representativa. Esa tienda que quiere ser la representación de la marca coreana en el mundo, no vende ningún producto de Samsung. Literalmente. Tal cual.

Según explican desde Samsung, lo que la tienda pretende es “reimaginar” la experiencia tradicional de lo que es una tienda y proporcionar al cliente una oportunidad para disfrutar de la tecnología de Samsung en un entorno que mezcla a la perfección la experiencia en movimiento con las propuestas estáticas. (lo que quiera que signifique ese concepto)

Para Zach Overton, encargado de esta tienda flagship, se quiere evitar esa sensación de “meterles los productos por las narices” a los clientes, ofreciendo a cambio lo que él ha denominado un Centro cultural inmersivo, que incluiría programaciones destinadas a estimular los gustos de los clientes, como la música, el deporte, la cocina, la moda y, por supuesto, la tecnología.

Samsung Inmersive Center 3

Así, 837, que es como se ha bautizado a la tienda en función a su dirección, ubicada en el popular distrito Meatpacking de Nueva York, incluye características tan destacables como una gigantesca pantalla de tres pisos de altura, un auditorio con capacidad para 90 personas, una galería de Arte, un estudio multimedia y una cafetería.

Pero quizás las dos instalaciones que más nos han llamado la atención han sido la Selfie Station, una zona donde se invita a los clientes a hacerse una foto a sí mismos utilizando smartphones de Samsung que luego se proyectará en la enorme pantalla de la que os hablábamos antes o el Black Egg Installation tunnel, que reproduce el contenido del Instagram de quien entra en sus paredes.

Samsung Inmersive Center 4

Espectacular,sí, pero ¿Debería replantearse Angela Ahrendts su estrategia con las Apple Store? A mí me parece que va a ser que no…

Vía| Business Wire

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *