17 octubre 2016 Industria

iPhone7Plus

La retirada del mercado del Galaxy Note 7 ha dejado tirados a muchos usuarios que confiaban en el phablet de Samsung y que ahora van a tener que buscar otras alternativas. Aunque la compañía coreana hará todo los posible para que estos usuarios se decanten por un S7 Edge, muchos de ellos acabarán apostando por smartphones de otras marcas. Esto es al menos lo que espera el popular analista de KGI Securities, Ming-Chi Kuo, para quien Apple y Huawei van a ser las dos compañías más beneficiadas del fracaso del Note 7.

Kuo considera que ambas compañías verán incrementarse las ventas, ya que muchos de estos usuarios van a decantarse por un smartphone con cámara con doble lente como el iPhone 7 Plus y el próximo Huawei Mate 9.

Apple será en su opinión la que logrará captar un mayor número de estos usuarios potenciales del Note 7, lo que ha provocado ya que las predicciones de ventas del iPhone 7 Plus se hayan actualizado al alza. Las últimas predicciones situaban las ventas del Galaxy Note 7 durante este año 2016 entre los 12 y los 14 millones de unidades. Kuo considera que, prácticamente la mitad, entre 5 y 7 millones optarán ahora por un iPhone 7 Plus tras la debacle del Galaxy Note 7.

Kuo incluso ha realizado un perfil de estos usuarios que van a dar el salto al iPhone 7 Plus. Todos ellos cumplirían mayoritariamente las siguientes características:

1. Habrían perdido por completo la confianza en Samsung de ahora en adelante.
2. Algunos de ellos habrían sido usuarios de iOS en el pasado pero habrían dado el salto a Android.
3. Les gusta la doble cámara que ofrece el iPhone 7 Plus.
4. Les gusta aprovechar las ofertas y promociones de las operadoras de telefonía, lo que favorece al iPhone 7 y al iPhone 7 Plus en algunos países.

Este incremento de la demanda, fundamentalmente del iPhone 7 Plus, va a provocar que la falta de stock a la que ya estamos acostumbrados desde su lanzamiento se prolongue durante algunas semanas más, sobretodo si Apple no es capaz de incrementar su capacidad de producción.

Por último, Kuo considera que las consecuencias negativas para Samsung de la retirada del mercado del Galaxy Note 7 no durarán mucho tiempo. Sin embargo, la compañía coreana debe ser muy cuidadosa con el lanzamiento del próximo Galaxy S8 que comenzará a fabricarse a principios de 2017, ya que si vuelve a cometer un error similar esto produciría un daño gravísimo a la imagen de la marca para los consumidores.

Vía| MacRumors

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *