31 diciembre 2016 Industria

iPhone7

Echando un vistazo a los blogs, especialmente a aquellos que no son muy amigos de Apple, seguro que hoy encontrarás algunos titulares un tanto negativos dando a entender que el iPhone 7 ha acabado siendo un fracaso, pero esto no tiene por qué ser así.

La noticia original ha sido publicada por Nikkei, quién asegura que Apple planea reducir la producción del iPhone 7 en un 10 por ciento durante el primer trimestre de 2017. Esto es absolutamente cierto, y da pie a algunos medios a realizar titulares engañosos, porque Nikkei en esa misma noticia también recuerda que Apple ya realizó un ajuste mayor durante el primer trimestre de 2016 cuando el stock del iPhone 6s era excesivo.

Nikkei también afirma que Apple aprendió de aquella experiencia del pasado año con el iPhone 6s y por ello la producción del iPhone 7 durante este último trimestre de 2016 ha sido menor. Esa quizás sea la explicación de que durante las primeras semanas tras el lanzamiento del iPhone 7 el stock disponible era inferior al de otros años, y no era raro acudir a una Apple Store a por tu nuevo iPhone y tener que volver con las manos vacías porque no había.

En definitiva, todo esto no son más que ajustes en la producción para intentar adaptarse a la demanda, que siempre es mucho más alta durante los primeros meses tras el lanzamiento, como es lógico, y luego va reduciéndose hasta prácticamente estancarse durante el verano, justo cuando faltan semanas para el lanzamiento de una nueva generación del iPhone. Los datos que realmente importan son los que se ofrecerán en la próxima Conferencia de Resultados del primer trimestre fiscal en enero. Con esos datos sí que podremos decir si el iPhone 7 está vendiendo bien o por debajo de lo esperado.

Otro hecho que justificaría la reducción de la producción del iPhone 7 durante el primer trimestre de 2017, además del habitual ajuste al nivel de demanda, puede ser que Apple esperase sacar un mayor provecho del fracaso de Samsung con el Galaxy Note 7. Como ya vimos, un reciente informe aseguraba que los potenciales compradores del Galaxy Note 7 no han encontrado motivos suficientes para abandonar la marca y dar el salto al iPhone. Algo que de ser cierto, sí que parece una muy buena oportunidad perdida por Apple.

Vía| Nikkei

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *