25 octubre 2014 Vídeos

Martin

Ahora que el nuevo iPad Air 2 está empezando a llegar a las Apple Stores y, por tanto, a las manos de los primeros usuarios que acuden a por su nuevo dispositivo, estaba claro que no iba a pasar mucho tiempo antes de que alguien subiese un vídeo a YouTube intentando doblarlo.

Si algo es digno de ser destacado más allá de la tremenda potencia del nuevo procesador A8X, los 2Gb de RAM que incorpora o la implementación por vez primera de Touch ID en un iPad, es sin duda la extrema delgadez del nuevo tablet de Apple. Si ya el iPad Air del año pasado nos parecía muy delgado, este nuevo iPad Air 2 es incluso un 18 por ciento más delgado. Y si lo comparamos con el primer iPad presentado por Apple en 2010, la comparación es ya sonrojante. El nuevo iPad Air 2 tiene un grosor de tan solo 6.1 mm, menos de la mitad que aquel primer iPad que contaba con 13.4 mm de grosor.

El afán de Apple por lograr esa extrema delgadez en sus dispositivos conlleva, no obstante, un precio que hay que pagar: La resistencia cuando se les somete a cierta presión.

Así podemos verlo en el vídeo en YouTube de Marvin Macht´s, que no ha perdido la oportunidad de intentar doblar uno de estos nuevos iPad Air 2 ante las cámaras, tratando de ganarse la fama que ya tuvieron otros con el vídeo en el que se doblaba un iPhone 6 Plus; que ya logró millones de visitas y, en consecuencia, generó abundantes beneficios a su creador.

Como podéis ver en el vídeo al final de este artículo, el nuevo iPad Air 2 sí se se dobla y no admite discusión. No solo eso, la pantalla llega a partirse en múltiples trozos (algo que incluso puede ser peligroso). Pero ¿es esto un problema?. En absoluto, un dispositivo tan delgado es totalmente imposible que sea capaz de resistir si intentamos doblarlo con todas nuestras fuerzas. Lo que hay que ser conscientes, si tenemos uno de estos nuevos iPads (o iPhones), es que su extrema delgadez trae algunas consecuencias no deseadas pero inevitables. Se trata de dispositivos caros y hay que ser cuidadosos a la hora de transportarlos, evitando que puedan sufrir presiones en la vida real que puedan llegar a dañarlos.

Os dejo con el vídeo, pero no intentéis hacer lo mismo en vuestras casas.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *