5 febrero 2015 Industria

JobsiPhone

Una de las ventajas de ser el Presidente de los Estados Unidos -o estar a punto de serlo- es que siempre estás rodeado de gente importante, y en algunos casos eso te puede permitir tener acceso a información confidencial como el nuevo dispositivo que Apple esté apunto de presentar y sobre el que todo el mundo rumorea pero nadie ha visto realmente.

David Axelrod, asesor de campaña de Barack Obama en 2007, relata en su libro Believer: My Forty Years in Politics un encuentro entre Steve Jobs y Obama, en el que este último pudo probar antes que nadie el nuevo iPhone que estaba a punto de ser presentado y que finalmente llegaría al mercado 6 meses más tarde.

Según Axelrod, Obama quedó maravillado con el iPhone hasta el punto de llegar a pronunciar esta contundente frase:

“Si fuese legal, compraría un buen montón de acciones de Apple. Esto va a ser algo realmente grande.”

La verdad es que no se equivocaba, desde el lanzamiento del primer iPhone en 2007 Apple siempre ha sido capaz de poner el listón un poco más alto cada año en lo que al volumen de ventas se refiere. 74.5 millones de iPhones vendidos en el último trimestre tras el lanzamiento del iPhone 6 y 6 Plus es una marca desorbitante al alcance de muy pocos.

Eso sí, aunque a todos nos hubiese gustado entonces tener la posibilidad de probar el iPhone original antes que nadie, cuando todo el mundo aún ni se imaginaba el tremendo impacto que iba a tener en el sector de la telefonía móvil, también es cierto que Barack Obama se perdería la sensación mágica que muchos tuvimos en aquella Keynote histórica a principios de 2007. Aquellos momentos que muchos siempre recordaremos cuando Steve Jobs dio a entender que iba a presentar 3 nuevos productos, pero que finalmente resultaron ser uno solo: El iPhone.

Vía| 9to5mac

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Lo mejor de la semana en DescubreApple: Steve Jobs 8 febrero 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *