22 julio 2016 Hardware, Industria

Subasta Apple I

Vamos a asumir que, si estáis leyendo esto, sois fans de Apple, así que también asumiremos a liturgia que esto supone y que sabréis valorar en la medida que lo merece al Apple I. Aquel primer ordenador que Steve Jobs y Steve Wozniak alumbraron supuestamente en un garaje en aquel verano del 76 y que fue la primera piedra sobre la que se edificó la compañía que tanto nos gusta.

De aquellos 175 equipos que se llegaron a fabricar, hoy apenas quedan unos sesenta originales cuyo valor sentimental, pero sobre todo económico, se pondrá a prueba próximamente en una subasta con carácter benéfico, ya que el diez por ciento de lo recaudado se destinará a la Sociedad contra la Leucemia y el Linfoma.

Y es que este lunes, el sitio de subastas en Internet CharityBuzz ha anunciado que pondrá en el mercado uno de esos exclusivísimos Apple I con una puja que se espera pueda llegar incluso al millón de dólares y que se ha bautizado como The Celebration Apple I.

El comisario, por denominarlo de alguna manera, de la subasta es el historiador experto en computadoras Corey Cohen, que ha querido destacar que en el equipo que se ofrecerá incluye una placa PCB “verde” realmente única y que jamás ha formado parte de un Apple I de producción, lo que aumenta sustanciosamente el valor y la exclusividad del producto.

Subasta Apple I_2

Se trata de una placa ACI de cassette original del Apple I, con sockets Robinson Nugent de una generación anterior al NTI, un adaptador de corriente y una cinta de cassette con BASIC para el Apple I, todo certificado y autentificado por el que fuera empleado de la compañía por aquella época, Daniel Kottke.

La subasta incluye los manuales originales del Apple I, materiales publicitarios también originales de la época y planos del Apple I y de la placa ACI que os mencionábamos, en lo que se anuncia como el conjunto de documentación más completo que existe actualmente para el equipo de Apple.

Hay que decir que el Apple I no está en condiciones de funcionamiento, pero podría restaurarse perfectamente de manera sencilla y sin mayores esfuerzos, aunque eso restaría valor a la placa exclusiva que, según Cohen, es, más que una pieza histórica, una pieza de arte.

Vía| CharityBuzz

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *