1 junio 2017 Industria

Cook y Trump

Una de las cosas que parece haber dejado la última reunión del Presidente Donald Trump con el resto de los líderes mundiales, es que los Estados Unidos podrían abandonar el pacto de París sobre el cambio climático. Una muestra más de la retrógrada actitud del mandatario americano que ya ha tenido eco (y no muy positivo) entre algunos de los empresarios más relevantes de EE.UU.

Nada más conocerse la noticia, el CEO de Apple, Tim Cook, se dirigía a la Casa Blanca para pedir que Estados Unidos siguiera formando parte de esa alianza de 195 países comprometidos con la reducción de emisiones tóxicas y reducir el calentamiento global.

Tuit Trump

En dicho pacto, Estados Unidos se comprometía a reducir sus emisiones de carbono en tres un 26 y un 28% a lo largo de los próximos diez años. Un compromiso al que Trump se oponía ya desde su campaña presidencial por considerarlo “draconiano” y ahora, al ocupar el cargo, lo abandonaría lo antes posible. Aunque esa decisión aún no se ha llevado a cabo, la posición de la administración Trump es clara al respecto, al considerar que daña la economía americana, con especial impacto en la creación de trabajo en áreas como el Oeste o los Apalaches.

Portavoces gubernamentales, alejándose, eso sí, de las no siempre muy adecuadas maneras de expresarse del Presidente, mantenían no obstante esa información, añadiendo que la decisión final iría acompañada de una serie de avisos legales al respecto.

La postura contrasta con la política de Apple de los últimos años, comprometida cada vez más con reducir su impacto medioambiental y perseguir un funcionamiento basado al cien por cien en el uso de energías renovables. Basta echar, por ejemplo, la vista atrás al reciente anuncio por parte de la compañía de trabajar en pos de una cadena de suministros que utilice únicamente materiales reciclables.

Apple reciclaje

Pero Cook no está solo en su oposición a este abandono del pacto de París. Pesos pesados de la industria como Elon Musk, el CEO de Tesla, que comparte el mismo punto de vista y también ha prometido intentar usar toda su influencia para cambiar la decisión de Trump, incluida la posibilidad de abandonar el Consejo de Asesores de la Casa Blanca, al que pertenece actualmente.

Y ellos son solo dos de las cabezas visibles que se oponen a esta controvertida decisión. A principios de este semana, los responsables de veinticinco compañías estadounidenses, incluyendo a Intel, Apple, Google o Microsoft, anunciaban la próxima aparición de un manifiesto en el que se resaltarán los potenciales resultados negativos del abandono del pacto de París.

Vía| Bloomberg

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *