9 junio 2017 Opinión, Vídeos

Tim Cook MIT

Hubo un tiempo en que una de las bases del éxito de Apple era compararse con Microsoft. La superioridad del Mac frente a Windows se tomaba con humor e ironía, pero servía perfectamente para resaltar los beneficios de utilizar la plataforma de la manzana frente a su eterno rival, vulnerable a los virus o con un rendimiento lastrado por la compatibilidad con demasiados accesorios.

Con el tiempo y con la llegada de iOS, que arrinconó a los Mac, esta costumbre se terminó olvidando, pero coincidiendo con el resurgimiento de los ordenadores de la marca parece que también vuelven esos viejos hábitos, como ha hecho el propio Tim Cook en su reciente discurso en la Ceremonia de Graduación del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

En un momento del mismo, el CEO de Apple hizo referencia a su incapacidad de conocer cuál iba a ser el propósito de su vida y en ese contexto soltó una alusión divertida a Windows y a los PC.

Lo intenté con la meditación. Busqué una guía en la religión. Leí a los grandes filósofos y escritores. En un desliz juvenil incluso experimenté con un PC Windows y, obviamente, no dio resultado.

Esa búsqueda de su sitio en el mundo acabó llevando a Cook a Apple en 1998, justo cuando la compañía estaba lidiando con la bancarrota y a punto de desaparecer. Fue conocer y trabajar junto al mítico Steve Jobs lo que le llevó a descubrir que la mayor cuestión en la vida, en realidad, era cómo poder ser útil a la humanidad.

Tras más de quince años de búsqueda, por fin sentía haber encontrado ese lugar dentro de una empresa en la que privaba el desafío personal y la búsqueda de un propósito superior de la mano de un líder que estaba convencido de que la tecnología que aún no existía iba a ser la que definiese el mundo del mañana y sintió que por fin se liberaba de la pesada carga de no saber su fin en la vida.

Cook ha aprovechado el discurso para agradecer lo que Apple y Jobs han significado en su vida y se ha mostrado muy optimista sobre la propia búsqueda vital de la próxima generación que representan los estudiantes del MIT y cómo ayudarán a la humanidad del futuro.

Una generación que aprovechará todos los recursos a su alcance para construir algo más grande que ellos mismos, la idea que siempre ha sido la semilla de los grandes éxitos de la propia humanidad. Ha citado al
Dr. Martin Luther King, reclamando que todos han de remar en una misma dirección porque todos están al final en el mismo barco y ha clamado por una integración natural entre la tecnología y el modo de vida de las personas.

Vía| The Massachusetts Institute of Technology

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *