5 septiembre 2017 Industria

Tim Cook carta DACA

Hoy es el día en el que la administración Trump decidía si eliminaba o no el programa DACA (Deferred Action for Childhood Arrivals), tan necesario para el futuro de 800.000 hijos de inmigrantes que podrían ver en peligro su presencia en Estados Unidos y los peores presagios se han cumplido, con un final programado para antes de seis meses, a no ser que el Congreso decida validar DACA de manera permanente.

El CEO de Apple, Tim Cook, que ya se mostró en su momento como un firme defensor del programa, ha querido hoy reiterar su apoyo con un e-mail dirigido a sus empleados, asegurando que la compañía trabajará codo con codo con el Congreso para encontrar una solución legal, además de ofrecerles todo el apoyo que necesiten, incluyendo el acceso a expertos en cuestiones de inmigración.

Una carta que se une al tuit en el que Cook recordaba que en Apple trabajan 250 de esos dreamers, de esos soñadores que llegaron al país siendo muy jóvenes, junto con sus padres y en el que mostraba su total apoyo a unas personas que merecen todo el respeto que se le da a unos iguales y una solución que se identifique con los valores americanos que tanto defienden en EE.UU.

El mail de hoy dice así:

Equipo,

América promete a todos sus habitantes la oportunidad de conseguir sus sueños a través del trabajo duro y la perseverancia. En Apple nos dedicamos a crear productos que empoderan precisamente esos sueños y aspiramos a dar lo mejor de nosotros para ser parte de esa promesa que define en sí misma a América.

A primera hora de hoy, el Departamento de Justicia ha anunciado que el Presidente Trump cancelará el programa DACA en seis meses, a menos que el Congreso tome una decisión que vuelva el programa como permanente.

Estoy profundamente conmocionado con el hecho de que 800.000 americanos, entre los que se incluyen más de 250 empleados de Apple, puedan verse expulsados del único país al que han conocido como un hogar.

DACA reconoce que la gente que llega a los EE.UU siendo niños no debería ser castigada por haberlo hecho de manera ilegal. Permite pues a esos Americanos, que han completado de manera satisfactoria, asistir a la escuela, ganarse la vida, apoyar a sus familias, pagar impuestos y poder trabajar para hacer sus sueños realidad, como todos nosotros. Se les conoce como Soñadores e, independientemente de su lugar de origen, todos se merecen nuestro respeto como iguales.

Yo mismo he recibido varios mensajes de estos Soñadores de la plantilla de Apple a lo largo de este fin de semana en los que me contaban cosas como que habían llegado a EE.UU con sólo dos años a otros que ni siquiera recuerdan una vida fuera de este país.

Soñadores que provienen de Canadá o México, Kenya o Mongolia, pero para los que América ha sido el único hogar que han conocido. Han crecido en nuestros pueblos y ciudades, licenciándose en Universidades de todo el país y que ahora trabajan para Apple en 28 Estados.

Algunos son empleados en nuestras tiendas. Otros fabrican esos productos que todos amamos y que juntos ayudan a construir el futuro de Apple, contribuyendo a la economía y a experiencia como comunidad de Apple tanto como lo hacemos tú o yo. Sus sueños son también nuestros sueños.

Quiero dejar claro que Apple trabajará con miembros del Congreso de todos los partidos para conseguir una solución legislativa que provea protección permanente a todos esos Soñadores de nuestro país. También trabajamos para proveer a cada uno de nuestros trabajadores y a sus familias de todo el apoyo que necesiten, incluyendo el consejo de expertos en inmigración.

En nombre de los cientos de empleados de Apple cuyo futuro se muestra incierto, en nombre de sus compañeros y de los millones de americanos que creen, como creo yo, en el poder de los sueños, urgimos a nuestros líderes en Washington a que tomen medidas para proteger a esos Soñadores y que su futuro nunca vuelva a ponerse en riesgo de nuevo.

A pesar del revés para nuestro país, confío en que los valores americanos prevalezcan y continue nuestra tradición de recibir a los inmigrantes de cualquier nación y yo mismo haré todo lo que esté en mis manos para asegurar un resultado favorable.

Tim

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *