17 septiembre 2016 Hardware, iOS, Vídeos

test iPhone 7

Cuando aparece un nuevo modelo de iPhone, los temas sobre los que solemos detenernos más comúnmente siempre son su diseño exterior o las nuevas características con las que Apple innova en cada nueva generación, sin embargo cuando adquirimos un terminal y empezamos a utilizarlo en nuestro día a día, de repente hay un aspecto que se vuelve realmente crucial: la resistencia.

¿Y cómo de resistente es el nuevo iPhone 7? Pues según esas almas caritativas que tienen a bien someter al dispositivo a toda clase de pruebas para descubrir sus límites, parece que el smartphone de la manzana es bastante duro de pelar.

De un tiempo a esta parte, cada vez que un nuevo dispositivo electrónico, en este caso un iPhone, sale al mercado, suelen aparecer en Intenet una serie de vídeos mostrando su resistencia (o no) a ciertas pruebas de resistencia a golpes, arañazos o caídas. A cual más exigente. Con el iPhone 7 ha pasado lo mismo, pero ya que en Apple presumen de su resistencia al agua IP67, hay quien ha decidido comprobar de primera mano el límite real del teléfono y estos han sido los resultados.

Prometer una resistencia IP67 supone poder aguantar bajo un metro de profundidad al menos durante media hora sin que eso afecte a su funcionamiento. Esto supone que tanto el iPhone 7 como el iPhone 7 Plus pueden soportar sin problemas las típicas inclemencias como salpicaduras, lluvia o inmersiones accidentales, por poner unos ejemplos.

Si esto sucede, el iPhone sigue funcionando perfectamente, pero la verdad es que aguanta más que eso. Además de en agua, también continúa funcionando sumergido en un vaso de refresco e incluso en café caliente, siendo capaz de seguir recibiendo llamadas. Ni siquiera la pantalla táctil resulta afectada, con lo que todavía menos el interior, sellado perfectamente ante la posible filtración de líquidos.

En otro de estos vídeos, vemos como el nuevo iPhone 7 es sometido a un nuevo test de resistencia al agua en la famosa playa australiana de Bondi Beach, donde el smartphone de Apple es capaz de sumergirse en agua de mar durante casi medio minuto y seguir funcionando como si nada hubiera sucedido.

Un paso más allá va el test de iFixit, sumergiendo el iPhone 7 en una pecera más tiempo incluso de lo que promete Apple, prueba que supera también el Apple Watch Series 2.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *