12 julio 2017 Hardware

iPhone8TouchID

Durante las últimas semanas y meses la gran pregunta que todos nos hacemos, y sobre la que se desarrollan buena parte de los rumores y predicciones de los analistas, es “¿cómo va a integrar Apple Touch ID en el iPhone 8?“.

Durante todo este tiempo hemos escuchado de todo, que Apple iba a lograr integrarlo debajo de la pantalla, que quizás no sería posible y Touch ID vendría en la parte posterior como en los smartphones Android, o que Apple simplemente eliminará Touch ID y lo sustituirá por el reconocimiento facial 3D. La falta de una idea clara sobre lo que Apple va a hacer es, seguramente, el reflejo de una realidad: Apple todavía no ha dado con la solución definitiva.

Esa es precisamente la conclusión de un nuevo informe publicado por Barron´s que asegura que Apple sigue peleándose para conseguir integrar el lector de huellas dactilares bajo la pantalla.

No solo eso, este informe también revela que Apple tiene todo lo que queda del mes de julio, hasta agosto, para lograr una solución definitiva. Si Apple quiere que el iPhone 8 incluya Touch ID bajo la pantalla tiene que realizar el pedido de los componentes necesarios para su fabricación antes de agosto. En caso contrario, las alternativas son prescindir de Touch ID en el iPhone 8 o un retraso excesivo en su comercialización que enfadaría a los potenciales compradores y a los inversores.

Esto es así ya que se estima que serán necesarias 12 semanas desde que Apple realice el pedido de los componentes necesarios para integrar Touch ID bajo la pantalla hasta que se alcance un volumen de producción elevado del iPhone 8. Así, si se realiza ese pedido de componentes antes de agosto, el iPhone 8 podría empezar a comercializarse a finales de octubre o principios de noviembre. Un retraso sobre esa fecha supondría salirse del periodo de compras navideñas, perdiendo por tanto un número importante de ventas.

En el informe se considera “cada vez más probable” la posibilidad de que Apple no incluya Touch ID en el iPhone 8 sustituyéndolo por el reconocimiento facial 3D. Esta posibilidad sería, sin embargo, “no la más adecuada“. Aunque afirma que el reconocimiento facial 3D debería funcionar perfectamente desde distintos ángulos y en condiciones de poca luminosidad, no funcionaría sin una visión completa de la cara del usuario. Esto provocaría que, al cabo del día, la experiencia de uso obtenida con un iPhone antiguo con Touch ID sería mejor que con el iPhone 8, lo que provocaría las críticas de los usuarios.

Adicionalmente, este informe considera que, al menos inicialmente, el reconocimiento facial 3D no sería validado como un sistema de autenticación seguro para su uso con Apple Pay. Esto supondría que, inicialmente, el iPhone 8 tendría que salir al mercado sin Apple Pay, o habría que introducir el código de desbloqueo manualmente en cada transacción. Lo que seguro provocaría también las críticas de los usuarios.

En definitiva, Apple no parece tener ninguna buena alternativa si no es capaz de integrar Touch ID bajo la pantalla antes de que llegue agosto. Veremos qué camino elige finalmente si no es capaz de lograrlo.

Vía| MacRumors

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *