13 diciembre 2013 Industria, Opinión, Software

aapsamsungcorea

A Samsung le crecen los enanos hasta dentro de su propio pa√≠s, a tenor de lo ocurrido √ļltimamente en su batalla interminable con Apple.

Y es que un juez de la corte del distrito central de la capital de Corea del Sur ha desestimado la demanda en la que Samsung acusaba a los de Cupertino de infringir una serie de patentes propiedad de la compa√Ī√≠a y que enfrentaba a ambas desde el verano de 2012.

Una decisi√≥n que tiene consecuencias importantes, ya que impide la petici√≥n de Samsung de recibir indemnizaciones por esta violaci√≥n de patentes, adem√°s de revocar la petici√≥n que la compa√Ī√≠a hab√≠a solicitado para impedir la venta de algunos de los productos de la manzana, como era el caso del iPhone 4S o el iPad 2 en Corea del Sur.

La sentencia deja bien claro que dispositivos como los citados iPhone 4S o iPad 2 y otros como el iPhone 5 no violan de ninguna manera ninguna de las patentes propiedad de Samsung, quien defendía que algunas características relativas a la manera en la que se mostraban los mensajes en la pantalla había sido inventado por ellos.

De la misma manera, el veredicto se pronuncia tambi√©n en contra de la petici√≥n de indemnizaciones por da√Īos y perjuicios, as√≠ como anulaba la sentencia que daba la raz√≥n a Samsung en el caso de la infracci√≥n sobre el efecto banda el√°stica (rubber banding) a la hora de desplazarse por un p√°gina en una pantalla multit√°ctil.

Apple ya se ha pronunciado en boca de su portavoz en el país asiático, Steve Park, quien ha celebrado la la decisión por parte de este tribunal y del resto de otros lugares del mundo, que se han pronunciado a favor de la innovación en lugar de dar pábulo a las absurdas reclamaciones de Samsung.

Literal.

Vía | Reuters

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *