15 marzo 2010 Industria

Windows iPhone

Parece que ni a muchos de los empleados de Microsoft les gustan los móviles con Windows Mobile y la verdad que nos parece lo más normal del mundo. Según un reciente estudio se ha sabido que entorno a 10.000 empleados de Microsoft utilizar un iPhone como teléfono principal (y posiblemente otros tantos utilicen Android, aunque el estudio no dice nada).

El caso es que a los empleados no les gusta Windows Mobile. Teniendo en cuenta la cantidad de problemas que suelen dar los terminales con este sistema operativo y lo poco preparado que está para pantallas táctiles, es algo totalmente comprensible, aunque Microsoft no dice lo mismo. Según parece la compañía no paga los gastos de móvil a los empleados que utilizan un móvil de la competencia y además tienen que sufrir las descalificaciones de los directivos de la compañía si los ven utilizando un móvil de otra marca.

Ahora ya sabemos que Microsoft está preparando lo que será el siguiente sistema operativo para móviles de la casa, esperemos que las cosas mejoren a partir de este lanzamiento y que, por fin, vuelvan a recuperar su cuota de mercado y a meterse a pelear enserio en este campo. No nos cansamos de decirlo, la competencia es buena y cuanta más mejor, ya que llegaran mejores productos.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *