1 junio 2015 Hardware, Industria

apple-watch-pulsaciones

A raíz de los cambios que Apple ha explicado que ha implementado en la reciente actualización del Apple Watch respecto a la medición de la frecuencia cardíaca, parece que los usuarios no se ponen deacuerdo sobre cómo y porqué deberían medirse las pulsaciones del corazón, mientras Apple no ha explicado el motivo de las modificaciones.

Así, da la sensación de que el remedio es peor que la enfermedad, que en realidad parece que no existía.

Hasta el momento la medición se realizaba cada 10 minutos, pero Apple explica que ahora las mediciones se realizan cuando el usuario no mueva el brazo. La teoría dice que probablemente esto se ha hecho de esta forma con la clara intención de ahorrar batería, pero a medida que los usuarios aseguraban que la autonomía les dura lo mismo, la explicación se ha venido abajo. La alternativa pasa por forzar un entrenamiento con el fin de tener los datos al momento a partir de las mediciones tomadas cada 10 segundos, pero esto implica tener que recordar activar la medición, por llamarlo de alguna forma.

A partir de aquí, se está cuestionando la utilidad del reloj que no es capaz de medir como antes la frecuencia cardíaca, hasta la discutible necesidad de conocer la frecuencia cardíaca en estado normal, pasando por lo absurdo que es la incapacidad del reloj medir una actividad a causa de la propia actividad. En este sentido, se especula con la posibilidad de que Apple pretenda erradicar lecturas erróneas, pero cuando ya hay usuarios que aseguran que su Apple Watch no les ha medido las pulsaciones pasadas varias horas, debido supuestamente a la “actividad” de su brazo, parece que a la compañía le queda mucho por pulir en este sentido.

Y no; parece que eso de no es un fallo, es una característica esta vez, no cuela.

Vía | 9to5Mac

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *