12 octubre 2011 Hardware

Todos conocemos la historia; Gizmodo mostró en exclusiva imágenes de un prototipo de Apple en el que aseguraba que era el iPhone 4, con un artículo en que casi no se escapó ningún detalle. Casi a la par, se desvelaba que el prototipo había sido vendido al medio por quien lo obtuvo presuntamente de una forma poco legal. Apple inició un proceso judicial del que ahora se llega al final en una parte, ya que por otra hay varios frentes abiertos.

Brian John Hogan y Robert Wallower han sido declarados culpables de robar el prototipo, y sentenciados a un año de libertad condicional y a 40 horas de servicios públicos. Adicionalmente, deberán abonar a Apple la cantidad de 250 dólares, pero se les permite quedarse con los 4750 dólares de beneficio obtenidos por la venta del prototipo.

El aparato extraviado por un desarrollador fue recuperado por Hogan, quien lo vendió a Gizmodo. De ahí surge otro frente abierto. Falta determinar si Gizmodo es culpable de haber aceptado una propiedad robada.

Apple no es siempre la víctima en casos de este tipo, y podría tener que asumir responsabilidades por haber, presuntamente, haber ordenado que empleados de seguridad se hicieran pasar por policías en la investigación -no oficial, de momento- mientras buscaban otro prototipo perdido. El proceso se habría iniciado a partir de la demanda del propietario de la casa donde se realizó un registro.

Vía | All Things Digital

Comentarios

1 comentario
  • Hadassa

    ¿Y es todo?????? la violación a derechos de propiedad intelectual y todo el diseño industrial e ingeniería que estuvo en juego valen $250 dólares!!!!!! El sistema judicial americano da pena ajena!!!

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 12 octubre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *