4 febrero 2016 Recursos

Integrado-iPhone

Una vez ya no es una posibilidad ni una especulación de los analistas, sino un hecho que el iPhone está vendiendo menos –pero sigue superando cifras record– desde las cadenas de suministro se apunta a una recuperación que será en verano, y justo antes del lanzamiento del iPhone 7.

Sin embargo, esto no significa que en el total del año, el iPhone siga cayendo en ventas.

De hecho, y de nuevo dejamos al margen analistas y demás agoreros, fue el propio CEO de Apple Tim Cook el que ya avisó que en la compañía se prevee unas ventas menores durante el ejercicio fiscal anual. Esto no se sabe muy bien como interpretarlo, porque a pesar de ver el vaso medio vacío al haber caído las ventas en el último ejercicio, se han batido de nuevo todos los records, sólo que en una proporción mucho menor que hasta ahora y con poco margen de más. La clave podría estar en que se venda menos que el ejercicio fiscal anual anterior.

Esto es lo que se parece vaticinar desde las cadenas de suministro, las cuales esperan que se incremente la demanda de placas de circuitos impresos durante el trimestre de verano para hacer frente a la fabricación del iPhone 7 en otoño. Este aumento en la demanda repercutiría en dos trimestres consecutivos, pero no lo suficiente como para que el ritmo de caída que parece que ha cogido el terminal vaya a cambiar de rumbo.

Cabe destacar que este tipo de componentes se han convertido en esenciales en el iPhone, debido al empeño de la compañía en hacer los terminales cada vez más delgados y con mayores pantallas, por lo que en principio los fabricantes de estas placas deberían ser una buena referencia.

Vía | Appleinsider

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *