¿Es buena idea actualizar el iPhone 4s a iOS 8?

¿Es buena idea actualizar el iPhone 4s a iOS 8?

Escrito por: Carlos Villar    27 septiembre 2014     14 Comentarios     2 minutos

Sí, es cierto que el iPhone 4s es un terminal compatible con el nuevo Sistema Operativo, que cumple con los requisitos mínimos para ejecutarlo y que así aún vamos a poder disfrutar de algunas de las últimas características de iOS 8 sin tener que actualizar necesariamente el dispositivo.

Pero, ¿Merece la pena? Es decir, ¿La experiencia de usuario será suficientemente satisfactoria para el siempre exigente cliente de Apple?

Análisis y pruebas realizados a un iPhone 4s con iOS 8 instalado demuestran que, aunque efectivamente el Sistema se comporta de manera bastante decente, existen numerosas razones por las que actualizar el dispositivo a la última versión de iOS no es una buena idea.

iphone 4s ios8_2

Como podemos ver en el gráfico, los resultados del sistema ofrecen siempre una respuesta más lenta si se están ejecutando aplicaciones en iOS 8 que en iOS 7.1.2.

Safari, por ejemplo, tarda el doble en abrirse si comparamos ambas versiones del software. La app Camara también es más lenta, incluso las actualizaciones se toman más tiempo.

Y eso que no hemos hablado todavía de que los poseedores de un iPhone 4s tampoco van a poder beneficiarse de todas las novedades que ha traído consigo iOS 8.

Entre las limitaciones que encontramos, se encuentra la imposibilidad de tener AirDrop o aprovechar el mecanismo de comunicación Bluetooth/WiFi de Handoff. Novedades en el apartado gráfico, como OpenGL ES 3.0 o Metal, tampoco ls encontraremos en el iPhone 4s por cuestiones de vigencia de la GPU.

Incluso muchas de las aplicaciones pensadas para pantallas de mayor tamaño se experimentarán con la misma sensación que en un iPhone 6 o un iPhone 6 Plus, ni siquiera como en los modelos de la gama iPhone 5.

Así que, si estamos satisfechos con el comportamiento de nuestro iPhone 4s con la versión anterior del Sistema, mejor abstenernos de actualizarnos a iOS 8. Como sucede casi siempre con el hardware más antiguos compatibles en cada nueva actualización, el rendimiento del dispositivo siempre suele verse ralentizado y volverse demasiado cercano a la obsolescencia.

Ahora, si lo que ganáis con la nueva interfaz o las nuevas funciones os compensa, actualizar o no el teléfono es ya cosa vuestra.

Vía| 9to5 Mac


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.