Ex-gerente de Samsung admite que reveló datos confidenciales sobre el iPad a terceros

Ex-gerente de Samsung admite que reveló datos confidenciales sobre el iPad a terceros

Escrito por: Chus Vilallonga   @ChusVilallonga    15 septiembre 2011     Sin comentarios     2 minutos

La revelación del contenido de una charla informal en un restaurante está sirviendo para argumentar una acusación de espionaje industrial y uso de información privilegiada contra un fondo de inversión que está siendo sometido a investigación.

Parece que este caso poco o nada tiene que ver con las demandas por patentes que mantienen cruzadas Samsung y Apple respectivamente, pero casos como este no hacen más que enturbiar las relaciones entre ambas compañías.

Aparentemente los datos facilitados ilegalmente podrían haber sido usados en favor del fondo de inversión, por lo que teóricamente Apple no se ha visto perjudicada… pero se podría reservar el derecho de presentar cargos contra Samsung -insisto, en una causa diferente- en el supuesto que se demostrase que dicha compañía tiene algún tipo de responsabilidad en la filtración.

El directivo Suk-Joo Hwang, trabajando por aquel entonces para Samsung, explicó en la corte federal después de conseguir inmunidad que en un restaurante de Mountain View facilitó información confidencial acerca de los envíos de pantallas de cristal líquido que Samsung estaba suministrando a Apple. 4 meses después de ese encuentro, el  iPad veía la luz.

El encuentro se realizó con el ejecutivo James Fleishman, quien supuestamente contribuyó a que la información fuese aprovechada por el fondo de inversión PGR, un directivo del cual también estaba presente en el encuentro.

La consciencia de Hwang de que estaba haciendo era ilegal radica en que durante la charla, se dio cuenta de que un hombre de una mesa cercana estaba prestando atención a la conversación; al pensar que se podría tratar de un empleado de Apple, se asustó y tapó su acreditación que le desvelaba como trabajador de Samsung. Al parecer, Hwang no sabía quien era Fleishman, pero si se dio cuenta de que prestaba especial atención a los detalles, e instó a los comensales a que la conversación no saliera de ahí.

Casualidad o no, pocos días después el directivo se enteró por un compañero de trabajo que Samsung había perdido un contrato con Apple, lo que hizo aumentar más el miedo del directivo.

Hwang fué despedido de Samsung el junio del 2010 pero la compañía no le acusó de nada. Sin embargo, desde febrero a agosto de ese mismo año, trabajó de forma anónima para el fondo de inversión al que desveló los datos del iPad. En octubre del 2010, Hwang fué contactado por el FBI.

Todo esto ha trascendido en el marco de la investigación a Fleishman, acusado de facilitar información confidencial de empresas públicas a fondos de inversión.

Vía | BusinessWeek

 

 

 


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.