Un niño se gasta casi 2.000 Euros en 15 minutos, comprando a través de una aplicación

Un niño se gasta casi 2.000 Euros en 15 minutos, comprando a través de una aplicación

Escrito por: Carlos Villar    4 marzo 2013     4 Comentarios     2 minutos

Un niño británico de apenas 5 años de edad, se gastó más de 2.000 Euros al comprar por error descargas a través de una aplicación gratuita a la que su padre le había dado acceso, introduciendo su contraseña sin saber lo que le esperaba en su cuenta corriente. Por fortuna, Apple ha reaccionado devolviendo el importe de las compras a la familia, aunque el disgusto se podría haber evitado siguiendo algunos pasos de sentido común y aprovechando los controles parentales que implementan algunos dispositivos, como el caso del iPad.

Aunque vaya por delante que me parece que unos padres deberían estar bastante más atentos cuando sus hijos, tengan la edad que tengan, cada uno por diferentes razones, utilicen un ordenador o un tablet; me llama la atención cómo es posible que ocurran con facilidad cosas como la que os vamos a contar.

Danny Kitchen, el angelito que aparece arriba en la foto, precisamente con un iPad en sus manos, es un crío de apenas 5 años que vive en la localidad británica de Bristol y que en menos de un cuarto de hora, se fundió nada más y nada menos que 1.700 Libras (Unos 2.000 Euros al cambio) comprando por error a través de una aplicación que se había descargado sin conocer el alcance de sus actos.

El padre, que creía que estaba descargando un juego gratuito, habría introducido su contraseña de iTunes, sin saber que al juego en cuestión, le acompañaba una serie de compras hechas a través de la propia aplicación descargada.

Una vez descubierto el percal, ya que el banco se puso en contacto con la familia, extrañado por las compulsivas compras de artículos con el mismo valor emitidas a través de iTunes, Apple no ha puesto ninguna objeción a la hora de reembolsar el dinero gastado por error por el nene, pero aunque el crío reconoce haber aprendido la lección, quizás sus padres si deberían haberla aprendido antes.

Basta con tener un mínimo de cuidado y prestar la debida atención a un niño que esté utilizando un dispositivo con acceso a Internet. Además, existen controles parentales (en el iPad son muy eficientes) que evitan que usuarios como los menores puedan acceder a este tipo de acciones, como comprar en iTunes o visitar determinadas páginas.

Y antes de introducir una contraseña, pues hombre, estaría bien cerciorarse antes de para qué. Eso ya es sentido común, que vale que está muy bien que empresas como Apple soluciones la papeleta devolviendo el dinero como si no hubiera pasado nada, pero si se siguen unas pocas pautas de comportamiento, como las comentadas antes, se evitarían acciones y preocupaciones como las del inquieto Danny Kitchen.

De hecho, la propia Apple ya está inmersa en una lucha para que los menores no puedan acceder a compras a través de las aplicaciones de su App Store.

Vía | BBC News


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.