27 junio 2017 Industria

Apple Watch AirPods

No por el tamaño, claro, si no en relevancia. En importancia para Apple. Al menos así lo cree todo un experto en análisis de mercado tecnológico e inversiones como es Gene Munster, que está convencido de que los auriculares inalámbricos de Apple acabarán siendo “más grandes” que el smartwatch en la década venidera.

Munster apuesta a que los AirPods recaudarán los mismos beneficios que el Apple Watch y fija la fecha del año fiscal de 2022 para que se cumpla su predicción, aunque también afirma a que las mejoras de diseño y prestaciones también aumentarán su precio hasta los 200 dólares.

En los próximos diez años, los AirPods irán evolucionando de ser simplemente los auriculares inalámbricos que conocemos ahora hasta convertirse en todo un wearable cuya mayor oferta al usuario será lo que Munster ha bautizado como Sonido Aumentado (Augmented Audio). Tanto ellos como el Apple Watch irán ganando presencia en el mercado, pero los AirPods se convertirán en todo un referente de la marca con esa contribución a las arcas de la manzana de la que os hablábamos, pese a la diferencia de precio con el smartwatch.

Apple Watch AirPods_2

Todo un ejercicio de visión por parte de Munster, sobre todo teniendo en cuenta que Apple no especifica de manera pública los beneficios individuales de ambos productos en los resultados económicos de cada cuarto fiscal, englobándolos en la socorrida categoría de “otros productos”, junto a los iPod, el Apple TV o el resto de accesorios, por lo que las ventas reales solo pueden ser estimadas fuera de la empresa.

Dicha categoría obtuvo durante el último trimestre fiscal publicado unos beneficios de unos 2.870 millones de dólares, un 31% más que los obtenidos en el mismo período del año anterior, pero ya entonces Tim Cook tuvo buenas palabras para los AirPods. Según el CEO de Apple, los auriculares habían excedido todas las previsiones y dejaba caer que sólo las ganancias de los mismos, los productos Beats y la familia del Apple Watch bastaban para equipararse en ganancias a una empresa del ranking Fortune 500.

Vía | Loupventures

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *