10 septiembre 2014 Industria, Software

tasa Apple Pay

Sí, Apple Pay es un invento genial y todo lo futurista que queramos, pero nada es perfecto en este mundo y de entre todas las características de las que se hablaron ayer, se olvidaron de comentar uno bastante importante: las implicaciones económicas de las operaciones realizadas a través de esta plataforma.

Al parecer, todo apunta a que Apple cobrará una tasa a las entidades bancarias cada vez que un usuario efectúe cualquier tipo de compra a través de Apple Pay.

Cuotas que han sido negociadas de manera específica e individual con cada entidad con la que los de Cupertino han llegado a un acuerdo para asociarse y entre las que se encuentran JPMorgan Chase, Bank of America o Citigroup, entre otros.

La compañía quiere así una porción de los más de 40.000 millones de dólares (31.000 millones de Euros) que los bancos generan anualmente en concepto de este tipo de tasas y que benefician a los intermediarios como Apple, que recibiría más beneficios conforme más usuarios gasten su dinero a través de su plataforma de pagos a través de dispositivos móviles.

Precisamente el volumen de compras a través de Apple Pay sería un punto clave en las negociaciones con los bancos ya que, aunque no han trascendido los acuerdos ni las tasas, se sospecha que estas variarán en función de la cuantía de las compras realizadas a través del sistema.

Y estamos en condiciones de poder asegurar que estos beneficios no van a ser pequeños, habida cuenta de que Apple ha llegado a un acuerdo para implementar Apple Pay en más de 220.000 establecimientos solo en Estados Unidos, entre los que se encuentran McDonalds, Macy’s, Walgreens o Nike en pagos con tarjeta compatibles con American Express, Mastercard, o las tarjetas de crédito y débito de Visa.

Vía | Bloomberg

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 10 septiembre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *