26 noviembre 2015 Hardware

OLED

Apple podría dejar de lado la tecnología LCD en la pantalla del iPhone y dar la bienvenida al OLED a partir de 2018. Eso es al menos lo que afirma el medio Nikkei Asian Review.

Hasta este año 2015 Apple ha empleado exclusivamente la tecnología LCD en las pantallas de todos sus dispositivos. Esto cambio con la llegada del Apple Watch, que por primera vez emplea una pantalla OLED. Esta decisión fue tomada fundamentalmente por el menor consumo de batería de su pantalla OLED, un factor crítico en un smartwatch.

Otras de las ventajas de las pantallas OLED, además del menor consumo de batería por carecer de retroiluminación, son un mayor nivel de contraste y, fundamentalmente, unos negros mucho más profundos, ya que los píxeles en negro simplemente permanecen apagados.

Nikkei asegura que Apple ya ha avisado a sus proveedores que entre sus planes está dar el salto a la tecnología OLED en el iPhone a partir de 2018. No obstante, parece que durante algún tiempo podrían convivir ambas tecnologías LCD y OLED en la gama iPhone debido a las limitaciones en la producción de pantallas OLED y la alta demanda del iPhone.

Samsung y LG parecen tener todas las papeletas para convertirse en los proveedores de estas pantallas OLED para el iPhone en detrimento de Sharp y Japan Display, proveedores actuales de pantallas LCD.

Esta idea de un posible cambio de tecnología para la pantalla del iPhone hacia 2018 viene a coincidir con un reciente informe del analistas Ming-Chi Kuo que aseguraba que Apple continuará empleado pantallas LCD durante al menos un par de años más o tres. Esta predicción de Kuo coincidiría así en los plazos fijados y vendría a significar que el próximo iPhone 7 y 7s seguirán contando con una pantalla LCD. Será ya probablemente con el iPhone 8 en 2018 cuando Apple comience a emplear la tecnología OLED.

Por último y para acabar, nos ha llamado especialmente la atención una de las posibles consecuencias de este cambio hacia las pantallas OLED y que afectaría directamente a iOS. Parece muy posible que para reducir el consumo de batería iOS comience emplear una interfaz en la que predominen los fondos negros. Esto es algo que ya hemos visto en el Apple Watch o con la misma aplicación del Apple Watch para el iPhone; ese diseño con fondo negro podría extenderse a todo el sistema con la intención de mejorar la autonomía de la batería.

Vía| 9to5mac

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *