9 julio 2016 Industria

pantalla Time Machine

Desde luego, las patentes se están convirtiendo en un modelo de negocio en sí mismas. Poseer una sensible de ser utilizada por las empresas tecnológicas te proporciona una carta con la que jugar en el mercado y para muchas compañías, como las aglutinadas en el concepto trolls de las patentes, la base principal de sus beneficios.

Ayer os poníamos sobre la pista de un tipo de Pennsylvania que había demandado a Apple por el uso del carrusel a la hora de desplegar contenido en su web y hoy os vamos a hablar de otro caso parecido en la que Apple ha tenido que pagar nada más y nada menos que 25 millones de dólares (22,6 millones de Euros) también por un caso relacionado con la propiedad de patentes de Software.

Dicha cantidad ha sido desembolsada tras una sentencia favorable a Network-1 Technologies, compañía propietaria de Mirror World Technologies y que se encarga de licenciar las diferentes patentes propiedad de esta última, una de las cuales afecta particularmente a Apple.

Se trata de la patente No. 6.006.227, fechada en 1.999 y que hace referencia a un sistema que es capaz de almacenar documentos y mostrarlos en una hoja de ruta ordenada cronológicamente, tal y como funciona por ejemplo Cover Flow o Time Machine.

Esta tecnología fue desarrollada en su momento por el equipo que formaban el Profesor de la Universidad de Yale David Gelernter y su ayudante, Eric Freeman, fundadores precisamente de la mencionada Mirror World Technologies. Desde que Apple empezó a utilizar Cover Flow y Time Machine, Mirror World Technologies empezó a su vez una serie de demandas contra los de Cupertino que ya en 2010 resultó en una demanda que condenaba a Apple a indemnizar a la empresa con un montante de 625 millones de dólares.

Apple recurrió, por supuesto, y entonces el juez decidió darles la razón y archivó definitivamente el caso, pero cuando Network-1 Technologies compró Mirror Worlds en 2013, retomaron esta batalla, obteniendo un resultado favorable contra Microsoft por violación de la misma patente.

En el caso de Apple, el acuerdo le garantiza poder seguir desarrollando la tecnología en sus productos, aunque no su uso en exclusiva.

Vía | PR Newswire

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *